Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Barajas

Le ruego de contenido en su periódico a esta carta, en respuesta a las manifestaciones realizadas en el mismo el pasado día 11 de octubre de 1995 por el presidente de la comunidad, señor Ruiz-Callardón, respecto a la ampliación del aeropuerto de Barajas.Dice el señor Ruiz-Gallardón que aumentar la capacidad del aeropuerto es un objetivo prioritario para el futuro de Madrid porque generará 200.000 puestos de trabajo (sic).

El proyecto de referencia es el mismo de los años noventa, 1991 y 1993, de cual el presidente de la Comunidad de Madrid y su partido, el PP, decían lo siguiente:

- Ampliar Barajas no solucionará el caos del aeropuerto. Los populares dicen que es más rentable la construcción de otro (El Mundo, 23 de 23 de marzo de 1992).

- Es imprescindible un segundo aeropuerto en la Comunidad, dijo Aznar en su visita a Torrejón (Abc, 20 de noviembre de 1990).

- El PP pide explicaciones por las molestias que producirá el futuro macroaeropuerto (Abc, 17 de marzo de 1992).

- PP: "La ampliación de Barajas provocará agresiones acústicas" (Abc, 23 de marzo de 1992).

- La ampliación de Barajas causará graves lesiones a 100. 000 personas. Promadrid considera imprescindible un segundo aeropuerto (Abc, 18 de abril de 1991) (este estudio fue encargado por el Ayuntamiento de Madrid en aquellas fechas).

El presidente de la CAM y el presidente de AENA vienen utilizando últimamente un problema social, como es el paro enfrentándolo a otro problema social, que afecta al medio ambiente, y por tanto a la salud, la calidad de vida y seguridad de 500.000 ciudadanos de la Comunidad de Madrid.

Saben muy bien estos señores que este mismo proyecto, emplazado a 30 o 40 kilómetros de la ciudad, crearía los mismos puestos de trabajo, sin causar tan grave daño a la población. Para los que no sería tan rentable es para los especuladores del suelo que colocaron sus intereses en las inmediaciones del actual aeropuerto en un suelo calificado de no urbanizable, de protección y especial protección agropecuaria, a la espera, de una decisión política anunciada.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de noviembre de 1995