Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
50 AÑOS DE NACIONES UNIDAS

Menem y Major sellan la reconciliacion de argentinos y británicos

Carlos Menem y John Major mantuvieron ayer el primer encuentro formal entre dos jefes de Gobierno del Reino Unido y Argentina desde la guerra de las Malvinas, hace 13 años. "Desde nuestro punto de vista, ha sido un éxito, un gran éxito, y entendemos que los británicos piensan lo mismo", señaló el canciller argentino Guido di Tella, a la salida de la entrevista. Antes de ver al primer ministro británico, el presidente argentino ya había señalado que, las relaciones entre los dos países son "exceIente" y que el objetivo de la reunión era "fundamentalmente, demostrar al mundo que los objetivos personales y nacionales pueden conseguirse en un clima de paz y buenas relaciones".

Di Tella, confirmó las previsiones según las cuales no iba a abordarse la- cuestión de la soberanía, pero señaló que ambos "acordaron discutirlo en una futura reunión". "Lo dejaremos para más adelante" había dicho antes Menem: "No sería apropiado hacerlo ahora, demostraría una falta de protocolo hablar de soberanía. Es algo aparte y no tiene que ver con la mejora de los lazos diplomáticos y económicos". Menem hizo notar a Major que en los últimos dos años Argentina había votado en la ONU casi todos los asuntos en el mismo sentido que Gran Bretaña. En este clima, no es de extrañar que los dos dirigentes se intercambiaran invitaciones para visitar los respectivos países.

Uno de los asuntos que ocupó parte de la reunión fue el acuerdo al que los ministros de Asuntos Exteriores de Argentina y Gran Bretaña llegaron el mes pasado en Nueva York sobre la explotación petrolífera de la plataforma marina de la zona de las islas Malvinas, sobre el que hay diferencias de interpretación. En su momento, Menem. valoró el acuerdo como un paso hacia la recuperación de la soberanía del territorio. Giran Bretaña lo ha denegado explícitamente, diciendo que no hay ninguna implicación más allá del aspecto económico. Menem explicará el acuerdo al Parlamento el próximo 1 de noviembre.

Menem está especialmente interesado en destacar la voluntad de concordia de Argentina en su histórico conflicto con Gran Bretaña -"el diálogo y la buena Voluntad son esenciales en1as relaciones internacionales"- y en resaltar las ventajas económicas del acercamiento entre Buenos Aires y Londres, que ya tiene resultados prácticos en la participación británica en el proceso de privatización de Argentina.

Después de su paso por la ONU, Menem tiene previsto viajar hoy a Houston para entrevistarse con dirigentes de compañías petroleras que podrían participar en la explotación del crudo de las Malvinas. El presidente deberá tranquilizar a los empresarios sobre el futuro político de sus relaciones con Gran Bretaña y de que las previsiones negociadoras no alterarían su eventual inversión. Por parte británica, la empresa Brítish Oil podría jugar, según The Financial Times, un papel activo en la exploración y extracción de petróleo en las Malvinas.

En la escalada de reconciliación entre los dos países, que comenzó en 1990 con el restablecimiento de relaciones diplomáticas y que tuvo ayer su máxima expresión, hay previsto para la próxima semana otro gesto de buena voluntad. Las familias de cinco militares argentinos de las fuerzas aéreas que murieron en la guerra de 1982 serán autorizadas a llegar hasta el lugar en, el que cayeron y a organizar un acto en su recuerdo. Serán las primeras visitas de personas con pasaporte argentino en las islas Malvinas desde el final del conflicto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de octubre de 1995

Más información

  • Primera cita desde la guerra de las Malvinas