Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 57% de los abusos a niños en Barcelona sucede en la clase media

El 57% de los abusos físicos y psíquicos a menores en familias barcelonesas ocurre en entornos de disponibilidad económica "normal" o "buena", según un informe del Gobierno Civil correspondiente al primer semestre de 1995. Esos datos rompen el estereotipo de que los menores son principalmente maltratados en familias de clase inferior. De ese 57%, el 46% corresponde a familias con situación económica "normal", y el 11% a situaciones "buenas".Este tipo de abusos tiene lugar, en el 76% de los casos, en familias en las que al menos un adulto trabaja, y sólo el 18% se produce en familias en las que los adultos se encuentran en paro.

En el 51% de los casos, se trata de familias en las que padres están casados, aunque tengan algún problema de convivencia. En el 38%, son padres separados. En el 6%, madres solteras. Y en el 5%, viudos.

Los padres presentan, en el 36% de los casos, algún tipo de problemas psíquicos y, en el 27%, relacionados con el consumo de alcohol. En un 15% los padres tienen problemas con otras drogas. Se relacionan con la prostitución en un 13% y, un 9%, están considerados delincuentes.

El informe señala que en el periodo estudiado se detectaron en Barcelona 402 casos de abusos sobre niños de entre 10 y 16 años, lo que supone, un incremento del 35% respecto a 1994.

El 3% de los abusos fueron sexuales: agresiones e inducción a la prostitución. La mayor parte tuvo lugar en el ámbito familiar o de amistades cercanas.

El 27% de los menores víctimas de abusos, tienen 15 años. El 54% son chicos y el 46% chicas (el número de niñas que han sufrido abusos dobla el de 1994).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de octubre de 1995