Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INVESTIGACIÓN DE LA GUERRA SUCIA

"Los gritos del silencio

"Hay ocasiones en que el silencio es la más elocuente de las actitudes". Así terminaba el editorial de EL PAÍS del 19 de febrero de 1986 tras el penúltimo atentado de los GAL, el asesinato de dos franceses ajenos a ETA.Los silencios de Barrionuevo resultaron en ocasiones clamorosos. Como cuando publicó en este diario un artículo (27-V1986) haciendo balance de sus primeros cuatro años en Interior. Ni una palabra sobre los GAL. No parecía de su competencia, ni siquiera como elemento del paisaje

Un lector se lo reprochó en Cartas al director. Subrayaba Joaquim Ventura desde Barcelona este silencio y apuntaba con agudeza una pista semántica, el uso habitual en Interior de la palabra "contraterrorista" y no antiterrorista, por ejemplo en la denominación del mando único policial. "Contra % escribía, "indica normalmente anulación de una acción con una acción semejante ( ... ) El contraterrorismo puede ser definido como el combate del terrorismo con acciones terroristas"

Aquel editorial de EL PAÍS fue uno de los muchos publicados condenando los GAL, las ambigüedades de algunas autoridades y las trampas dialécticas con que sectores del Gobierno afrontaron en público el problema, en momentos en que la prensa española no era, ni mucho menos, unánime y se podían leer encendidas defensas del ojo por ojo.

Se titulaba Preguntas sobre los GAL y planteaba tres. "¿Quién recluta, organiza, arma, avitualla y paga a los mercenarios de los GAL? ¿Quién da luz verde para sus asesinatos, señala las víctimas y da la orden de fuego? ¿Quién protege su retirada estratégica hacia la frontera con España".

Era el silencio ante tales interrogantes lo que el editorialista consideraba "la más elocuente de las actitudes". Ni Barrionuevo ni Interior hicieron nunca nada por responderlas. El ministro ya había. dicho en 1984 que no se creía interlocutor "de ese tipo de preguntas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de octubre de 1995