Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"La colza mata y el Gobierno, remata"

"La colza mata y el Gobierno remata". Este es uno de los eslóganes con los que las víctimas expresan su "indignación" ante "las promesas políticas incumplidas". "La Administración nos ha engañado continuamente", manifiestan hartos de esperar unas indemnizaciones que el patrimonio embargado a los aceiteros condenados en su momento, apenas 1.500 millones, no pudo satisfacer.El Estado es el único que podría responder del largo medio billón reclamado. Por eso los afectados, a través de sus asociaciones y las organizaciones que los apoyan están dispuestos a presionar hasta el final.

La publicidad es un buen método. Así que cientos de ellos se concentran cada día que hay sesión en la calle de Génova. Pueblan de pancartas el tramo de la Audiencia Nacional y lo cortan al tráfico. Se trata de seguir llamando la atención, de que no se les termine de olvidar 14 años después de la primera muerte.

Una anciana, sentada en una silla de tijera en plena calzada, aprovecha para hacer punto y pensar que esta vez sí que se va a desenredar la madeja de sus frustraciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de octubre de 1995

Más información

  • AFECTADOS