Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Leganés prueba un sistema de recogida de basura por tuberías

El barrio de Zarzaquemada de Leganés (178.000 habitantes) será pionero en la Comunidad de Madrid en instalar un sistema subterráneo y neumático para recoger la basura que permitirá erradicar, las molestias que ocasionan los contenedores y los camiones de recogida. Con este nuevo sistema desaparecen los malos olores y la posible presencia de roedores e insectos que originan las basuras en las calles.

MÁS INFORMACIÓN

Contenedores y camiones se reemplazan por una red subterránea de 11.400 metros de tuberías metálicas con 50 centímetros de diámetro. Su impacto ambiental es nulo.La recogida neumática ya se ha instalado en la Villa Olímpica de Barcelona y en una urbanización de Cartagena, pero. será la primera vez que se instale en una zona de viviendas ya consolidada. Zarzaquemada es un barrio donde, en la década de los setenta, se construyeron 10.000 viviendas, cuenta con 64.000 vecinos que producen 22.000 toneladas de basuras al año y una de las densidades de población más altas de Europa. El propio alcalde de Leganés, José Luis Pérez Ráez, lo ha calificado como "auténtico desastre urbanístico".

Este verano la Unión Europea concedió una subvención, a través de los fondos Feder, de. 3,3 millones de eCUS (521 millones de pesetas) para ejecutar el proyecto. El Ayuntamiento tendrá que aportar una cantidad similar para culminar la construcción de la red principal y las centrales informatizadas capaces de aspirar en un solo día 55 toneladas de basura doméstica y cinco toneladas de comercial.

Con este sistema se "retirarán" de las calles 595 contenedores de 800 litros de capacidad, que serán sustituidos por buzones de pequeño tamaño en las aceras donde los vecinos podrán arrojar a cualquier hora del día las bolsas de basura. El alcalde espera que así desaparezca uno de los factores de suciedad del barrio y sirva también para aliviar los problemas de aparcamiento.

La recogida neumática es un sistema totalmente hermético y nadie tiene que entrar en contacto con las basuras durante el proceso. El proyecto se divide en tres partes: los buzones de depósito, la red general y la central de recogida. Desde la central se controla todo y se genera la potencia necesaria para mover los residuos por la red de tuberías. Cualquier fallo en la red se refleja en la central mediante señales de alarma.

El ciclo de recogida se inicia cuando una persona deposita la bolsa de basura en la bandeja de uno de los buzones callejeros. Mediante una palanca la deja caer por una tubería vertical hasta la red de canalización horizontal, que estará situada a dos metros de profundidad aproximadamente. Allí se va almacenando hasta que entran en funcionamiento los turboextractores de la central, que generan una depresión que permite ir aspirando la basura. El barrido se efectúa por tramos mediante la apertura (le válvulas de seccionamiento, para evitar atascos en la red.

A una velocidad de 40 kilómetros por hora, los residuos viajan hasta la central, donde se extrae el aire y se compactan automáticamente para, finalmente, ser depositados en contenedores que, una vez llenos, serán transnportados en un camión directamente al vertedero. Todo este proceso se produce en apenas dos horas.

El aire rescatado de las tuberías es conducido hasta un circuito de filtrado y vuelve a salir al exterior ya depurado. Los barridos se pueden adecuar a las necesidades de la población de modo que es posible aumentar su frecuencia en festivos o en horas punta comerciales. Además, si cuenta con la colaboración ciudadana, la Concejalía de Medio Ambiente cree que es posible efectuar recogidas selectivas de productos como papel o plástico para su reciclado.

La red subterránea se dividirá en cuatro áreas con otras tantas centrales totalmente informatizadas. En la avenida del Roncal se ubicarían dos, otra en la avenida de Europa y la tercera en la carretera de Villaverde. La recogida neumática también se implantará en otro barrio de esta localidad, el de Leganés Norte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de octubre de 1995

Más información

  • Las bolsas que caen en la red son aspiradas hasta el depósito central