Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU paralizado

Allí, en una pequeña habitación al lado del Despacho Oval, minutos después de la una de la tarde, el presidente Bill Clinton seguía ayer en directo el veredicto del jurado del caso Simpson, igual que decenas de millones de norteamericanos. El portavoz de Clinton dijo después que el presidente no mostró ninguna reacción de sorpresa al conocer la decisión, pero Mike McCurry no pudo evitar añadir que su aspecto era sombrío, grave. El país entero, en ese momento, estaba completamente paralizado. "

"La conferencia de prensa se aplaza 15 minutos para evitar que coincida con el anuncio del veredicto". El propio Nicholas Burns, portavoz del Departamento de Estado, no se atrevió a competir con la expectación provocada por el acontecimiento. La presentación de las decisiones del Comité Presidencial relacionadas con las radiaciones sobre seres humanos, con la presencia de Clinton, había tenido que adelantarse dos horas. El ex secretario de Estado, James Baker, decidió aplazar una semana la presentación de su libro en el Club de Prensa de Washington, prevista para ayer. Reuniones de trabajo y citas quedaron suspendidas en todo el país mientras decenas de millones de norteamericanos interrumpían sus actividades cotidianas para seguir en directo las noticias, procedentes del Tribunal Superior de California en Los Ángeles. La actividad en la Bolsa de Nueva York se detuvo también durante aproximadamente un cuarto de hora.

Pronósticos equivocados

Prácticamente, todas las emisoras de radio y estaciones de televisión del país estaban conectadas en directo con el tribunal. No es extraño, dada la fascinación por el caso, en las cadenas nacionales, desde ABC, CBS, NBC y Fox hasta la CNN, que ha retransmitido en directo todo el juicio desde su comienzo, el 24 de enero de este año. Lo extraordinario fue que cadenas tan especializadas como MTV y VHI, que dedican las 24 horas del día a música pop y rock y videoclips, y los canales deportivos de cable como ESPN 1 y 2, interrumpieran también sus emisiones para dar a conocer en directo el veredicto del jurado.En los últimos días, el final del juicio ha coincidido con una fortísima demanda de abogados y expertos en los medios audiovisuales. Todos ellos se equivocaron estrepitosamente al predecir, el lunes, que las deliberaciones del jurado se extenderían varios días o varias semanas, y una buena parte volvió a equivocarse al pronosticar ayer que un veredicto rápido iba a suponer una decisión de culpabilidad. Como las apuestas eran a rojo o negro, casi la mitad acertó al predecir exactamente lo contrario: que una decisión rápida del jurado -lo que equivale a decir que estaba ya tomada mucho tiempo antes- jugaba en favor de la declaración de inocencia del acusado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de octubre de 1995