Última oportunidad para la ley del cable en el Congreso de los Diputados

Se mantienen abiertas las negociaciones entre PSOE, PP e IU

Representantes del Partido Popular y de Izquierda Unida mantienen abierta una negociación con el PSOE para desbloquear el proyecto de ley del cable. En las últimas horas se han aproximado las posiciones: el municipio será el ámbito natural para administrar los servicios por cable. También hay acuerdo amplio sobre el hecho de que las redes que transporten esos servicios sean, cada una de ellas -y hasta un máximo de dos por demarcación territorial- una infraestructura capaz de permitir, al mismo tiempo, proporcionar televisión por cable y toda clase de servicios avanzados de telecomunicación.

En las negociaciones interviene el ministro de Obras Públicas, José Borrell, quien ayer comentó a algunos periodistas, en el pasillo del C,ongreso de los Diputados, su esperanza en lograr un "consenso básico" con PP e IU para desbloquear la regulación del cable.Con el fin de facilitar esas negociaciones, la Mesa del Congreso de los Diputados ha ampliado de nuevo el plazo de presentación de enmiendas al proyecto de ley de telecomunicaciones por cable. Socialistas y populares rechazaron también una proposición presentada por IU al pleno del Congreso para regular el cable a iniciativa de dicha formación política. Convergencia i Unió ha quedado fuera de tales negociaciones, tras la retirada de su apoyo al Gobierno socialista.

Fuentes parlamentarias de distintos grupos han asegurado que se trata de "la última oportunidad" que tiene el proyecto deley del cable, que está paralizado en el Congreso desde febrero. Un acuerdo político permitiriá aún tramitar el proyecto en esta legislatura, de modo que se pueda proceder a la regulación de un sector que necesita resolver la anarquía provocada por el actual vacío legal.

El PSOE propone que las comunidades autónomas tengan competencia sólo para regular los contenidos de los servicios de televisión por cable, así como fávorecer -pero no obligar- la agrupación de ayuntamientos a la hora de constituir demarcacicines para la explotación de servicios por cable.

Competencia estatal

En cuanto a la autoridad que debe dar el título habilitante para operar en la televisión por cable, en las negociaciones se han barajado fórmulas para preservar la competencia del Estado a la hora de establecer la reglamentación técnica y para dar el título habilitante a cada operador de servicios por cable. Los socialistas proponen una comisión tripartita, integrada por el Ministerio de Obras Públicas, ayuntamientos y comunidades autónomas para decidir, en última instancia, sobre las cuestiones que afectan a la explotación de servicios por cable.En las conversaciones no se ha producido aún un acuerdo sobre el papel de Telefónica en esta regulación del cable, si bien está claro que separar la prestación de televisión de otros servicios avanzados -y de las propias conexiones telefónicas- es imposible. En concreto, la infraestructura de fibra óptica tendida ya por Telefónica tiene capacidad para soportar desde las líneas telefónicas -que constituyen el grueso de la actividad de dicha compañía- hasta el tráfico de datos bancarios y empresariales a alta velocidad y, por supuesto, la televisión por cable.

En el último debate parlamentario sobre este asunto, celebrado el pasado día 20 en el Congreso, José Borrell, recordó que "Telefónica no sólo está expresamente autorizada para construir y explotar la red más avanzada de telecomunicaciones, sino que el Plan Nacional de Telecomunicaciones y el.contrato con el Estado le marca la obligación de hacer evolucionar la red hacia la banda ancha o red digital de servicios integrados (RDSI), que servirá para todo tipo de servicios de transmisión de voz,, datos e imágenes y no sólo de televisión".

55.000 manzanas

De acuerdo con el criterio del Gobierno, a Telefónica no se le puede pedir que construya dos redes. Lo justo y racional es que Telefónica mantenga una red única de fibra óptica como soporte de voz, datos e imágenes. Sólo en el intento de acercar al cableado de fibra óptica hasta las casas -el llamado Plan Fotón-, Telefónica lleva invertidos 25.000 millones de pesetas en los dos últimos años.El propósito de ese plan es que, al acabar 1995, la fibra óptica haya alcanzado a 55.000 manzanas urbanas de las 100 ciudades españolas, que superan los 50.000 habitantes. En cuestión de meses, el cableado de fibra óptica pasará a distancias comprendidas entre 20 y 50 metros de cada una de las manzanas citadas.

Se trata de una mejora tecnológica muy importante respecto al cableado de fibra óptica existente hasta hace dos años, que unía las 8.700 centrales telefónicas que existen en España y se completaba con algunos anillos de fibra óptica en determinadas áreas de negocios de las principales ciudades españolas. El siguiente paso, el de acercar ese cableado hacia las casas, está muy avanzado. Este cableado tiene una solvencia técnica mayor que el de pequenas redes de cable que han surgido, dé manera espontánea y alegal, en diferentes zonas.

El artículo 6 del Contrato de Telefónica con el Estado, firmado en 1992, dice que esta compañía "tendrá derecho al establecimiento de su propia red digital de servicios integrados para prestar sus servicios."

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 26 de septiembre de 1995.

Lo más visto en...

Top 50