Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CIRUGÍA CARDIACA: ÓRGANOS ALTERNATIVOS

Los primeros trasplantes de corazón de cerdo transgénico en humanos se harán a partir de 1996

El año 1996 es la fecha de salida de los primeros trasplantes experimentales de corazón de cerdo genéticamente modificado a seres humanos. Científicos británicos de la Universidad de Cambridge aseguran que los problemas de rechazo son cada vez menores y la selección de pacientes es inminente. En el plazo de cinco o seis años estos trasplantes, que incluyen además riñón y pulmones, serán tan corrientes como las demás operaciones, según ellos.Los cirujanos operarán al principio en el hospital Papworth (Cambridge). Dos de sus especialistas, John Wallwork y David White, han fundado una compañía denominada Imutran, con la que lograron en 1994 la primera generación de lechones modificados genéticamente. En agosto pasado, un grupo de 10 monos recibió de los mismos los primeros corazones y riñones. El expeirimento ha salido bien y dos de los primates siguen vivos 60 días después. Pruebas similares efectuadas en Estados Unidos arrojaron una tasa de supervivencia de 30 horas. Cuando la propia Imutran implantó corazones sin tratamiento genético en otros ocho monos, estos fallecieron a los cinco días.

La intolerancia del cuerpo humano ante un corazón o hígado ajenos desbarata la mayoría de los trasplantes. En el caso de órganos extraídos de estos mamíferos hay que despejar aún otras dos grandes incógnitas. Viven unos 18 años y aún no se sabe con certeza el grado de deterioro que experimentarán sus vísceras. Imutran trabaja también contrarreloj para evitar que enfermedades propias del ganado porcino puedan ser transmitidas al hombre.

Más fácil parece contrarrestar las dudas de índole ético o legal. David White dijo ya hace dos años que si puede aceptarse una válvula cardiaca procedente del cerdo, el corazón completo no debe provocar aprensiones. La nueva técnica, de todos modos, será supervisada por una comisión gubernamental de ética. A los receptores se le pedirá además su consentimiento expreso antes de proceder al trasplante. Imutran, subraya que esta técnica reducirá las listas de espera y aumentará la esperanza de vida de enfermos desahuciados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de septiembre de 1995