Borrell acepta la difusión de TV autonómicas en toda España

Garantías de acceso a Telefónica a los operadores de cable

El conflicto planteado por la televisión autonómica de Cataluña, que va a emitir fuera de su territorio al margen de la ley de terceros canales, ha forzado al Gobierno a buscar la legalización de tal iniciativa. El ministro de Obras Públicas José Borrell, anunció ayer su intención de proponer que se autorice a las cadenas autonómicas a emitir "en ámbito nacional" por medio de una enmienda al proyecto de ley de comunica ciones por satélite. "Ya que existe una manifiesta voluntad de violar la norma, es mucho mejor que la adaptemos a las posibilidades que ofrece la tecnología", dijo Borrell.

El ministro hizo ese anuncio en el curso de una videoconferencia realizada desde Madrid con la universidad Menéndez Pelayo, de Santander. Los responsables de la televisión autonómica catalana, consultados por este periódico, declinaron comentar la solución apuntada desde el Gobierno.Borrell reconoció que ex tender el ámbito de difusión de las cadenas autonómicas "puede plantear problemas de re parto del mercado publicitario" entre aquellas y las priva das de ámbito estatal, que recibieron concesiones para explotar este servicio cuando las primeras, "que son sus competidoras", estaban limitadas territorialmente. Destacó, sin embargo, que "no se pueden poner puertas al campo" y señaló que va a ser "inevitable" que las televisiones autonómicas puedan difundir fuera de su ámbito territorial.

Borrell lamentó la actitud de "algunos responsables políticos de la televisión autonómica catalana, diciendo que, diga lo que diga la legislación, ellos piensan emitir con coberturas nacionales", lo que "es una cierta falta de respeto a las normas que los Parlamentos aprueban y que nos deben obligar a todos". No obstante, reconoció que es necesario liberar a las televisiones autonómicas de su "acantonamiento territorial".

En la actualidad, varias televisiones autonómicas emiten por ondas hercianas con potencia suficiente para rebasar el ámbito de sus respectivas comunidades. Es el caso de Telemadrid, que se recibe en muchas zonas de las provincias limítrofes con Madrid, o de TV3, que se capta en el norte de la comunidad valenciana. Extender esas posibilidades de difusión, a través del satélite, no plantea problemas técnicos. Podía haberse hecho antes, lo mismo que podían haberse liberalizado otras comunicaciones por satélite en España. La ley correspondiente se encuentra en trámite parlamentario, y por lo tanto la propuesta del Gobierno habrá de introducirse como enmienda durante el paso de la misma por el Congreso de los Diputados.

Televisión por cable

Tanto Borrell como la secretaria general de Comunicaciones, Elena Salgado, realizaron también declaraciones que apuntan un intento de solución parcial al bloqueo parlamentario sufrido por la ley de telecomunicaciones por cable, informa Javier Sampedro.

Borrell señaló la Ley de Acompañamiento a los presupuestos del Estado, para 1996, como la disposición en la que podrían introducirse garantías de que los operadores de televisión por cable accederán, sin restricciones, a las infraestructuras de la Compañía Telefónica.

Tanto Borrell como Elena Salgado aseguraron que la Administración garantizará a todos los operadores de cable el uso de dichas infraestructuras, si lo desean. Y ambos mencionaron la necesidad de aprobar una regulación específica al respecto, sin esperar a que se apruebe la ley de telecomunicaciones por cable. Esta última tiene pocas posibilidades de prosperar en la presente legislatura, mientras que numerosos operadores de televisión por cable se disponen a ofrecer servicios de esa naturaleza, en medio del absoluto vacío legal.El proyecto de ley del cable ya contemplaba desarrollos reglamentarios del mismo para garantizar el acceso no discriminatorio a las infraestructuras de Telefónica. El sistema sería de "redes abiertas" (ONP, Open Network Provisions), caracterizado por ofrecer los mismos precios a los operadores, con independencia del uso que quieran hacer de la red.Pero en vista de que "proliferan las iniciativas de televisión por cable", Borrell y Salgado consideran que conviene garantizar el sistema de redes abiertas antes de la aprobación de la ley.A raíz de la polémica suscitada por Antena 3 Televisión y otros sectores, por el acuerdo de Canal + y la Compañía Telefónica para comenzar a ofrecer televisión por cable en Madrid y Barcelona, la empresa de telecomunicaciones ya dejó claro su propio interés en garantizar ese acceso a los operadores que lo deseen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 05 de septiembre de 1995.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50