Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE acepta más recortes en un intento de que Marruecos flexibilice su postura

La Comisión Europea abrió ayer un nuevo capítulo en las negociaciones pesqueras con Marruecos en un intento de última hora para contrarrestar la nueva amenaza marroquí de suspender la sexta ronda negociadora. La Comisión cedió ante las demandas marroquíes aumentando el recorte de capturas de cefalópodos del 21% al 25% y, además, aceptó poner el contador de la negociación a cero. La presión está ahora sobre Marruecos, que debe flexibilizar su postura para continuar las negociaciones, ya que persigue un acuerdo comercial con la UE que le interesa. La Comisión dio un plazo de 24 horas a Marruecos para contestar. Pescadores andaluces y gallegos preparan nuevas protestas desde hoy.

La nueva propuesta eleva hasta un 25% el recorte de capturas en cefalópodos (calamares, pulpos y especies similares), frente al 21% en tres años que defendía hasta ahora la delegación comunitaria. Rabat exige una disminución del 65% desde el inicio de las conversaciones en abril. Con el anterior acuerdo podían faenar hasta unos 151 cefalopoderos en las aguas marroquíes. La flota cefalopodera españolas capturó en 1993 unas 36.800 toneladas de pulpo y unas 4.500 de calamares. También conlleva también el refuerzo de los controles y precisa las condiciones de pesca.De no aceptarse el nuevo porcentaje de recortes como punto de partida para iniciar realmente las negociaciones -en ese caso Bruselas ya advirtió que lo retiraría"- se suspenderá la actual sexta ronda.

El responsable de la delegación comunitaria, John Spencer, se mostró "preocupado por la falta de progresos en la negociación" tras la reunión vespertina que duró tres horas. En un intento de relanzar las negociaciones, señaló que desde finales de marzo Marruecos no ha entrado en la negociación con la UE, limitándose a "conversaciones". "No hubo ni un sólo párrafo escrito sobre el nuevo acuerdo", subrayó, ya que Marruecos siempre se ha negado a la propuesta de la comisaria de Pesca, Einma Bonino, de dejar por escrito los progresos de las negociaciones. El ministro de Agricultura, Luis Atienza, manifestó a Radio Nacional desde Madrid que "si Marruecos no flexibiliza, será el más perjudicado" y dijo que la reestructuración del sector pesquero debe ser siempre escalonada.

El presidente de la Asociación Nacional de Cefalopoderos (Anacef), José Ramón Fontán, calificó la propuesta de "estratégicamente absurda, una provocación a mi juicio". "Se utiliza un incremento de la oferta en cefalópodos para que Marruecos continúe negociando, el riesgo es que continúen cediendo en vacío", añadió. La nueva oferta comunitaria supondrá la eliminación progresiva (en tres años) de unos 35 buques en el caladero marroquí. En puestos de trabajo las pérdidas afectan a unos 603 puestos directos, siempre escalonados a lo largo de los tres años que dure el próximo acuerdo, incluyendo unos 175 marineros marroquíes, dijo.

Marruecos también quiere que se reduzca un 50% las capturas de arrastre norte (sardina, merluza y lenguado) y un 30% las de palangre. La UE parte de un 10% y 5%, respectivamente.Tensión en la flota

[Los pescadores españoles, mientras tanto, asisten con gran tensión a la falta de resultados inmediatos y aparecen focos de movilizaciones. A las cero horas de hoy comenzó el bloqueo total de productos marroquíes en Almería. Los pescadores de Málaga anunciaron también un bloqueo paralelo en el puerto de Málaga. Los pescadores de Algeciras debatirán además nuevas movilizaciones a partir de mañana.

Los marineros de la comarca gallega de Morrazo que faenan en el banco canario-sahariano quieren retomar hoy las movilizaciones que vienen protagonizando durante las últimas semanas. Mantendrán la táctica de realizar protestas sorpresa, como los cortes de tráfico y carreteras de la semana pasada.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de agosto de 1995

Más información

  • Pescadores andaluces y gallegos preparan movilizaciones a partir de hoy