La UE se mantiene firme a la espera de que Marruecos flexibilice su propuesta

Las negociaciones pesqueras entre la Unión Europea y Marruecos están en un callejón sin salida. Ante la intransigencia marroquí, la delegación comunitaria recibió el respaldounánime de los Quince para que defienda una postura de firmeza al considerar que ya ha dado suficientes muestras de flexibilidad, a lo largo de la primera sesión de esta sexta ronda, que hasta hoy no han sido correspondidas. A pesar de esta situación, que pone incluso en duda la voluntad marroquí de cerrar el convenio, las dos partes siguen negociando: "Hoy, mañana y los días que hagan falta" aseguran fuentes diplomáticas.

La delegación comunitaria informó durante la mañana de ayer a los países miembros de la UE de la postura marroquí, que decidieron que se mantenga la firmeza con los avances que se habían logrado. Marruecos insiste en cerrar el nivel de recortes en cefalópodos y arrastre norte -la demanda de Rabat supone una disminución (rechazada rotundamente por Bruselas) del 65% y del 50%, respectivamente- antes de hablar de las condiciones de pesca de la flota española en este caladero. Enfrente Bruselas mantiene una "postura más lógica, ir de lo menos importante a lo más". Es decir, ir cerrando las condiciones de pesca de la flota antes de entrar en la negociación de los puntos más conflictivos. "A efectos operativos las condiciones de -pesca son tan importantes o más que el nivel de los recortes de las.capturas", precisan fuentes diplomáticas. "Ceder en recorte de capturas sin garantías especiales en otros temas, podría vaciar el acuerdo", advierten.En estos momentos las dos delegaciones han iniciado "una negociación por erosión". La clave "es la firnieza", añaden estas fuentes, quienes reconocen que el coste de esta estrategia negociadora es el tiempo. Esta negociación es la primera que se lleva a cabo en el sector pesquero con Marruecos con la flota española amarrada, desde hace cuatro meses, a puerto.

La actual disparidad de opiniones necesita "más diálogo, más negociación para resolver las actuales divergencias sobre el método de avanzar. La sintonía entre la Comisión Europea, que negocia en nombre de los Quince con Marruecos, y los estados miembros es absoluta, no hay discrepancias"

Más dureza

Fuentes comunitarias reconocen- incluso, que la delegación marroquí mantiene una postura mucho más dura que que defendían la semana anterior. "Marruecos insiste en que tiene un mandato para negociar y nosotros queremos negociar" añaden. Pero,las dos partes siguen sin encontrar el detonante que relance las negociaciones. Ante esta situación, Bruselas fuerza el ritmo de los encuentros restringidos para que Marruecos demuestre -"moviendo ficha "la flexibilidad de la que supuestamente hace gala.

"Hay un margen de flexibilidad", subrayan fuentes diplomá'ticas, pero Marruecos sigue "sin cuantificarlo, sin concretarlo". Este supuesto margen sigue -siendo "movedizo y no fijo", impidiendo cualquier ' avance. A pesar de que en estos momentos las negociaciones están prácticamente estancadas, Bruselas no considera que "estanios en una situacion de punto muerto".

Precisamente, el presidente de -la flota de Algeciras; Pedro Maza, que se encuentra en Bruselas siguiendo las negociaciones, valoró de manera positiva la firmeza de la Unión Europea. "No se nota ningún tipo de avance en el planteamiento inicial de Marruecos", añade. Pedro Maza dice que el planteamiento de la UE "de cerrar las condiciones de pesca antes del recorte de las capturas es el correcto , aunque en el sector nadie se imaginaba la larga parada que "está sufriendo la flota".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0026, 26 de agosto de 1995.

Lo más visto en...

Top 50