_
_
_
_
GUERRA EN LOS BALCANES

España se ofrece a acoger refugiados serbios

España acogerá a refugiados serbios de Krajina, conquistada el pasado fin de semana por Croacia, aseguró ayer el ministro de Exteriores, Javier Solana. Esta mañana, Solana, junto al presidente del Gobierno, Felipe González, recibirá a dos emisarios de Bill Clinton de gira por Europa para exponer las nuevas ideas de la Casa Blanca. Precisamente ayer, Clinton vetó el levantamiento del embargo de armas a Bosnia para resolver el conflicto yugoslavo.

Más información
Karadzic claudica ante MIadic
La ONU quiere investigar las fosas comunes de Srebrenica
Expertos de una empresa privada de EE UU entrenan a los croatas

"Somos partidarios", dijo el ministro, "de que los refugiados se acomoden lo más próximo posible a sus lugares de origen" para no contribuir a la limpieza étnica. "Preferimos ayudar con material, dinero y otros recursos" Pese a ello, añadió que, igual que se hizo con los refugiados de Bosnia, el Gobierno se muestra dispuesto a acoger "en el número que se pueda" a croatas y serbios, aunque los más necesitados ahora son los serbios procedentes de Krajina.Un portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) aseguró ayer en Ginebra que Estados Unidos se ha comprometido a acoger a 2.500 refugiados más, y que otros cuatro países (Reino Unido, Finlandia, Noruega y Canadá) están dispuestos a recibir a otros 500 cada uno.

Como presidente del Consejo de Ministros de la Unión Europea, Solana, que viajará los próximos miércoles y jueves a Mostar y Sarajevo, amenazó con sanciones a los croatas si se siguen produciendo "atropellos" contra los refugiados. En el mismo sentido, el Consejo de Seguridad de la ONU emitió la madrugada de ayer un comunicado en el que se advierte a Croacia de la obligación que tiene de tratar bien a los desplazados serbios. En el texto, aprobado por unanimidad, se condena el bombardeo de objetivos civiles y los ataques contra los cascos azules.

Con Lake y Tarnoff

Solana confirmó que esta mañana se reunirá en Madrid con el consejero de Seguridad Nacional de Clinton, Anthony Lake, y con el subsecretario de Estado, Peter Tarnoff. Será en el palacio de la Moncloa y con Felipe González también presente. El objetivo es "poner en común" las nuevas ideas presentadas por los dos emisarios en Londres, París y Bonn para encontrar una solución diplomática y "poner en marcha iniciativas que auguren más paz y luz". Los emisarios de Clinton han recibido apoyo en esas capitales al proyecto de reactivar el proceso diplomático. Ayer, un portavoz oficial francés dijo que Francia y EE UU están de acuerdo en celebrar sin demora una reunión ministerial del Grupo de Contacto y que se celebre en colaboración estrecha con el Grupo de Contacto do la Conferencia Islámica.Es probable que Lake y Tarnoff vuelen también mañana a Roma. El domingo se entrevistarán con el ministro de Exteriores ruso, Andréi Kózirev, en la localidad de Sochi, junto al Mar Negro. En la reunión se intentará coordinar los esfuerzos de Moscú y Washington para buscar una salida a la crisis, informa Pilar Bonet.

Conocer lo que pasa fuera, es entender lo que pasará dentro, no te pierdas nada.
SIGUE LEYENDO

Rusia anunció ayer la puesta en marcha inmediata, hoy mismo, de una campaña de ayuda humanitaria a los refugiados serbios. La campaña, según Serguéi Medvédev, secretario de prensa del presidente Borís Yeltsin, no interfiere con la observancia por parte de Moscú del sistema de las sanciones internacionales contra la nueva Yugoslavia. El día anterior, tras entrevistarse con el líder serbio, Slobodan Milosevich, Yeltsin había insinuado que Rusia podría desvincularse unilateralmente de las sanciones, si éstas no eran abolidas pronto en respuesta a la actitud contenida de Belgrado en los últimos días.

La reunión con Lake y Tarnoff sale al paso de las suspicacias rusas por haberse quedado inicialmente fuera del periplo de Lake, y fue acordada en la noche del jueves en una conversación telefónica entre Kózirev y el secretario de Estado norteamericano, Warren Christopher.

Por otra parte, Clinton anunció ayer su veto a la ley, aprobada semanas antes por las dos Cámaras del Congreso, que le obligaría a ordenar que EE UU no respete el embargo internacional de armas a Bosnia. El argumento de la Casa Blanca para utilizar la facultad presidencial del veto es que la medida "podría contribuir a incrementar la escalada en el conflicto de los Balcanes e involucrar a tropas norteamericanas", informa José Manuel Calvo.

"Entiendo que no hay ninguna opción libre de riesgos en Bosnia, pero el levantamiento unilateral del embargo tendría consecuencias opuestas a lo que quieren sus promotores", añadió el presidente en un comunicado en el que se añade que eliminar el embargo "intensificaría los combates, pondría en peligro la actividad diplomática y convertiría el desenlace de la guerra en Bosnia en una responsabilidad norteamericana".

La ley fue aprobada por una mayoría superior a los dos tercios. Si ese margen se mantuviera, el veto presidencial sería inútil, pero el portavoz presidencial, Mike MeCurry, expresó ayer la esperanza de la Casa Blanca en que el desarrollo de los acontecimientos en los Balcanes y el esfuerzo diplomático encomendado a Lake y Tarnoff, hagan cambiar de posición a algunos congresistas. El debate se planteará en el Capitolio a primeros de septiembre, tras las vacaciones de verano de las Cámaras.

Entretanto, se mantenía ayer la tensión bélica en Eslavonia oriental, único territorio croata que Zagreb no ha recuperado aún. El ministro yugoslavo de Exteriores, Vladislav Jovanovic, dijo ayer que su país quiere negociaciones, y no guerra, pero precisó: "Estamos preparados para todo". El jueves, el presidente croata, Franjo Tudjman, había amenazado con utilizar la fuerza militar si fracasaba el diálogo. A ambos lados de Eslavonia se refuerzan en los últimos días los dispositivos militares de serbios y croatas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_