Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Plácido Domingo triunfa en Innsbruck con la nueva diva Angela Gheorghiu

El esquí alpino dejó su puesto el viernes por la noche en Innsbruck, la ciudad austriaca de alta montaña, a las arias y dúos del tenor español Plácido Domingo y la soprano rumana Angela Gheorghiu, la nueva diva de la ópera, que a sus 29 años ha grabado ya una Traviata con Solti y cuyo debú en el Covent Garden de Londres fue comparado en la prensa con el de Joan Sutherland.En la instalación para los saltos de esquí, unas 10.000 personas asistieron a un recital en el que los cantantes interpretaron con gran éxito fragmentos de Puccini, Verdi, Donizetti, Massenet o Gounod, además de piezas de zarzuela y canciones como la inevitable Granada.Gheorghiu y Domingo han realizado juntos recitales así más de una docena de veces. Hay química escénica entre ellos, y pese a las deficiencias que siempre se derivan de los espectáculos abiertos pudo admirarse la frescura y brillantez de la voz de Gheorghiu y la plenitud de la de Domingo.

Afán circense

El recital hubiera sido plenamente satisfactorio de no ser porque los músicos lograron lo que parecía imposible: que una orquesta en Austria suene mal. El tono del acompañamiento de la United Philharmonic, dirigida por el neoyorquino Eugene Kohn, no pasó de discreto, y tampoco ayudaron los cambios de luces de colores, poco sobrios, y el afán en ocasiones circense de Domingo en su intento de darle verosimilitud al espectáculo. Así, bailó el vals con Angela Gheorghiu en una pieza de Lehar o sacó una botella de champán y dos copas con las que hicieron el brindis de La Traviata.Con unos precios que oscilan entre 7.800 y 30.000 peseta- cantidades por las que se puede asistir en la cercana Salzburgo a representaciones operísticas de primera calidad-, el recital de Innsbruck replantea la discusión sobre si estos espectáculos masivos sirven a la cultura o son sólo vehículos para los intereses de los encargados de la organización y de los grandes divos.Mientras Plácido Domingo seguirá actuando en los próximos días en el Festival de Bayreuth en la ópera de Wagner Parsifal, Angela Gheorghiu debutará en el Festival de Salzburgo el próximo día 26 en La Traviata, dirigida por Riccardo Muti y con escenografía de Lluís Pasqual.

La soprano cantará también el 29. Estas dos representaciones fueron añadidas a última hora, tras el gran éxito de críticas obtenido por Gheorghiu en Londres con este papel.

Nacida en Adjud (Rumania), la carrera de la cantante se ha ceñido sobre todo al Covent Garden londinense, donde ha interpretado la Zerlina, de Don Giovanni; Mimi, de La Bohème, y Liù, de Turandot.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de agosto de 1995