Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anguita reprocha a González que responda ante los GAL con un "ominoso silencio"

Preguntas. Preguntas como disparos. Julio Anguita, coordinador general de IU, utilizó ayer todo un torrente de preguntas para intentar demostrar la responsabilidad de Felipe González y de su Gobiemo en la creación y actividades de los GAL. Preguntas. Preguntas de las que no esperó respuesta, porque "a esos 26 muertos de los GAL sólo se ha contestado con el silencio, el espeso silencio, el ominoso silencio".

'Hizo preguntas en su primera intervención. Y luego,en la réplica volvió a hacerlas: "¿Con qué dinero y con qué permiso se movieron funcionarios españoles por todo el país? ¿Por qué no se investigó en su momento al señor Damborenea si ustedes sabían de sus ideas sobre cómo combatir a ETA? ¿Quién respaldó a Barrionuevo cuando se negó a hablar de los fondos reservados? ¿Por qué se pagó a Amedo y Domínguez? Usted, como presidente, ¿no tuvo nunca curiosidad por saber las causas de esos pagos,".Lo de menos para Anguita eran las declaraciones de García Damborenea. Porque eso "no era más que un eslabón más en toda una cadena de hechos", en los que metió a Roldán y al Cesid, pero también a Mariano Rubio... "Aquí hemos venido debatir los GAL, a que explique usted cómo se montaron, cómo funcionaron". Y Anguita, que había lamentado que hubieran tenido que traer "a rastras" a González a esta comparecencia y que IU, que lo había propuesto, sólo lo había conseguido con el concurso. de CiU, terminó por reprocharle que "utilizara esta tribuna privilegiada para contestar a Damborenea". "Su presencia aquí tenía que haber sido para que usted hablara. del, GAL", añadió.

Entre susurros que iban subiendo de tono, imperturbable, Anguita aconsejó a González: "No hable usted más dé complós, de conjuras. Si hay complós, conjuras o lo que sea, venga. y denúncielo aquí". Al líder de IU, las exlipcaciones de González no le convencieron nada: "¿Qué ha contestado? Nada. Sólo ha contestado al señor Damborenea". Y lanzó una durísima acusación: "Usted niega que el Gobierno tratara en alguna ocasión la creación de los GAL. Ya lo sé. Ya sé que esas cosas no se tratan en Consejo de Ministros. Son decisiones personales. Esas cosas se hablan aparte".

Y no se desdijo ni un ápice de imputaciones anteriores. Es verdad que no utilizó la X descarnada con la que, en declaraciones a periodistas, había tachado el nombre de González, pero fue casi igual de claro: "Yo he dicho ya y lo sostengo ahora que. usted es, por acción u omisión, el responsable de los GAL".

No menciono la X. Pero apuntó alto. Y habló de los GAL como "terrorismo de Estado realizado por altos funcionarios que han contado con la connivencia y el apoyo de altos escalones del Estado. El GAL es la frontera trasgredida que separa el Estado de derecho de la delincuencia común Es el terrorismo que mejor ha servido a ETA para justificar sus, acciones".

Anguita también tiró de hemeroteca y recordó que el fallecido periodista Pedro Rodriguez había contado en alguna ocasión como Manuel Fraga -estupor en la bancada popular- le había dicho a González que no se preocupara, que su partido nunca le echaría en cara lo que hiciera con ETA. "Y usted no ha desmentido eso. Ni otros artículos y comentarios periodísticos que han dicho cosas parecidas".

Y si había empezado con preguntas, en la réplica, sin papeles delante, se lanzó por el mismo camino. Volvió a. insistir en que no se debatía si González decía la verdad o la decía García Damborenea. "Lo que se debate es la responsabilidad del presidente y del Ejecutivo". Y acusó a los socialistas de negar ahora a "Ame' do y Domínguez, que fueron héroes hasta que empezaron a hablar contra ustedes".

La verdad es que negar, negó hasta San Pedro. A su maestro y por tres veces. Las mismas que Anguita preguntó: "Dígame usted, ¿está dispuesto a crear una comisión de investigación sobre los GAL? Conteste sí o no".

Felipe vendría a decirle después que no.

El trágala

González hizo ayer una "faena de aliño" dijo Anguita. Una "faena de aliño para salir del trámite". El diccionario de la Real Academia Española dice que faena de aliño, es "la que realiza el espada, sin adornos ni intención artística, con el fin de preparar al toro para la suerte de matar". También calificó la intervención de González de "trágala", la vieja canción de los liberales, que tiene el sentido de "manifestaciones o hechos por los cuales se obliga a uno a soportar alguna cosa de la que es enemigo".Y para Anguita, la faena de aliño, el trágala era, que González perdiera lo que, en su opinión, era una oportunidad de hablar de los GAL y optara por centrar su discurso en contestar a García Damborenea. 1Vsted no contesta nada", le reprochaba Anguíta. El trágala, al final era que González no aceptara la implicación del Estado en los GAL. "Usted, que un día justificó que al Estado se le podía defender desde las cañerías, ha pasado a escudarse en que no hay pruebas ni las habrá".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de julio de 1995

Más información

  • El líder de IU se pregunta por qué no investigó el PSOE a Damborenea
  • El trágala