Unió Democràtica se siente liberada del apoyo global al Gobierno

Unió Democrática de Catalunya (UDC) rompió ayer la baraja y se levantó de la mesa de juego con la voluntad de no volver a sentarse. La última jugada del Gobierno, la aprobación del proyecto de ley que amplía a un cuarto supuesto la regulación de la interrupción voluntaria del embarazo, provocó una reacción airada de los socios del partido de Jordi Pujol. Ahora, UDC se siente legitimada para buscar o sumarse a otras mayorías parlamentarias, de igual manera que el Grupo Socialista necesitará el apoyo de IU para aprobar la ley en el Congreso.Unió calificó la decisión del Consejo de Ministros de "provocadora y electoralista" porque "sabe [el Gobierno] que no tendrá tiempo suficiente para su aprobación definitiva".

Más información

Convergéncia Democrática de Catalunya (CDC) también valoró la decisión del Gobierno de presentar el proyecto de ley de ampliación de los supuestos del aborto de manera negativa. El diputado Pere Esteve indicó que esta decisión era "inoportuna e imprudente" y añadió que la posición de Unió al respecto era suficientemente conocida.

La formación que lidera Josep Antoni Duran i Lleida había hecho de la ampliación de la ley del aborto el punto de inflexión de su apoyo a Felipe González.

Los democristianos no escatimaron calificativos para definir la decisión del Consejo de Ministros: inoportuna, innecesaria e irresponsable fueron algunos de ellos. Además, manifestaron su "incomprensión" por el hecho de que el Gobierno "amenace de esta manera su existencia".

Comisión de enlace de CiU

La comisión de enlace de CiU, que deberá celebrarse el próximo día 17, aparece así más decisiva que nunca para la suerte del Gobierno. Unió ya ha anunciado que en el balance que en ese encuentro se haga del pacto con el PSOE este asunto se añadirá a un ramillete de temas a valorar en los que el Ejecutivo no sale bien parado: "La falta de cohesión interna y notoria incapacidad del Gobierno para resolver los graves problemas que tiene el país y el desgaste por la situación interna del PSOE, especialmente por la gravísima transgresión de las reglas del juego democrático producida con las escuchas telefónicas del Cesid", son -según Unió- algunos de estos temas. Esteve confirmó que estos y otros asuntos incidirán en "la línea política a seguir y las razones que la justifican".

La ministra de Asuntos Sociales, Cristina Alberdi, aseguró en Barcelona que con la ampliación de la ley del aborto "el Gobierno no ha hecho más que cumplir con el compromiso que había adquirido con sus electores", informa Haydée Vila. Por su parte, el dirigente del PSC Josep María Sala aseguró que lo que buscan los nacionalistas es "facilitar el acceso del PP al poder". Sala calificó de "precipitada" la decisión de Unió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0007, 07 de julio de 1995.

Lo más visto en...

Top 50