España respalda la moratoria para hundir plataformas petroleras en el mar

España respaldó ayer la postura sueca de establecer una moratoria de 25 años para sumergir en el Atlántico las plataformas petroleras. Ese cuarto de siglo debería destinarse a realizar un estudio riguroso de las consecuencias medioambientales de esos artefactos. Se calcula que sólo en el Atlántico Norte funcionan actualmente unas 200 de esas instalaciones.La declaración española se ha producido en la reunión anual en Bruselas de los firmantes de los convenios de Oslo y París (OSPAR) sobre reducción de la contaminación marina. La secretaría de Estado de Medio Ambiente y la delegacion española en la conferencia consideran que la inmersión de plataformas petroleras es una actividad que debe ser "extremadamente controlada". Bélgica también secundó la iniciativa de Suecia.

La organización ecologista Greenpeace, que acaba de impedir la inmersión frente a las costas escocesas de una plataforma de la multinacional Shell, solicitó la semana pasada del Gobierno español el respaldo a la propuesta sueca.

Uno de los activistas que se descolgaron de un helicóptero a la plataforma de la Shell, Michael O'Cadhla, dijo ayer en Bruselas que la acción de Greenpeace permitió evitar un precedente de la Shell que hubiesen seguido otras empresas. Queremos una prohibición permanente,y no tener que volver a saltar de. helicópteros". Militantes de Greenpeace han erigido ante la sede de OSPAR una reproducción de siete metros de la plataforma de la Shell.

En caso de que los convenios Oslo-París establezcan un mayor rigor sobre el hundimiento de plataformas, España estudiará la incorporación de medidas al convenio de Barcelona. La semana pasada, en Luxemburgo, el consejo de ministros de Medio Ambiente de la Unión Europea no llegó a un consenso sobre el tema. Cristina Narbona, secretaria de Estado de Medio Ambiente, llamó la atención sobre la necesidad de una postura solidaria para el cierre de las plataformas y para decidir qué zonas terrestres son adecuadas para su desmantelamiento.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS