Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mediador de la huelga médica, Abril Martorell, se reune con la ministra de Sanidad

El sindicato médico andaluz se querella contra el gerente del SAS

La ministra de Sanidad, Ángeles Amador, rriantuvo ayer una primera reunión con Fernando Abril Martorell, el hombre al que ambas partes del conflicto -médicos e Insalud- reconocen como mediador en la huelga. La calma que vive el conflicto en. Madrid y Valencia contrasta con la virulencia de la huelga en Andalucía. Allí, e sindicato médico se ha querellado por coacciones contra el gerente del Servicio Andaluz de Salud, Ignacio Moreno, que ha expedientado a 40 médicos por supuestos incumplimientos de los servicios mínimos.

La ministra de Sanidad se entrevistó ayer con Fernando Abril Martorell, según ha podido saber este periódico, aunque no trascendió nada de lo hablado en ese primer encuentro. Abril Martorell, oficialmente de viaje en el extranjero hasta el próximo martes, estuvo, según otras fuentes, reunido toda la tarde del miércoles con los representantes de los médicos y ayer, con Amador.La perspectiva de una inminente solución al conflicto, el acuerdo de intenciones, que acabaría con la huelga, tiene que llevarse a cabo antes de fin de mes- desinfló ayer la protesta convocada por vecinos y usuarios en Madrid frente al Ministerio de Sanidad, informa Luis Martínez Apenas medio centenar de personas se concentraron ante éste para reclamar la inmediata desconvocatoria de la huelga. Habían sido convocados por la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid.

Voces discordantes

Pero la calma y la inminente solución no ha acabado con todas las voces discordantes. En la asamblea del hospital Doce de Octubre de Madrid, varios médicos mostraron ayer su preocupación por el significado de la mediación propuesta por la CESM (Confederación Estatal (le Sindicatos Médicos). Se preguntan hasta qué punto se trata de una mediación o de un arbitraje. "Es decir, hasta dónde nos tendríamos que ver obligados a aceptar lo que proponga Abril, aunque no nos guste nada, a pesar de que la postura clara apoyada mayoritariamente es la de acatar sus sugerencias", explica José Ramón Villa, portavoz del comité de huelga de este centro.

Algunos médicos han llega do, incluso, a comentar que no se formarán una opinión sobre el tema de la mediación hasta que no hayan examinado el informe que haga Abril. "Esto es un poco absurdo, puesto que la mediación de Abril es sólo una forma de desbloquear el conflicto y abrir una posible vía de acuerdo con nuestras reivindicaciones, pero de esto no va a salir un modelo sanitario", insiste Villa. Fuentes de la CESM insistieron ayer en que el papel de Abril Martorell es de "mediador y no de árbitro", informa Efe.

En Valencia, los médicos en huelga están de acuerdo con la propuesta de Abril Martorell como mediador en la huelga, y es calificada de "acertada" por el Servei Valenciá de Salut y el sindicato médico, mientras que para la federación sanitaria de UGT-PV representa "una clara intención de aplicar medidas de privatización a la sanidad pública", informa Claudia Navarro.

Sin embargo, el comité de huelga no ha dado respuesta a la petición del SVS de nombrar un árbitro como el designado para el territorio Insalud, ya que prefiere iniciar de inmediato las negociaciones con el nuevo Consejero de Sanidad (del Partido Popular) que tomará posesión de su cargo previsiblemente a principios de julio (una vez que Eduardo Zaplana sea investido presidente de la Generalitat).

La Consejería de Salud, de la Junta de Andalucía se ha desmarcado de la medida tomada por el Ministerio de Sanidad de asumir el arbitraje de Abril Martorell en el conflicto médico y ha decidido no aceptar ningún tipo de mediación o arbitraje entre el Servicio Andaluz de Salud (SAS) y la Plataforma de Médicos de Hospital, convocante del paro en la comunidad autónoma.

Los representantes médicos habían solicitado la mediación del Parlamento autonómico y la presencia de testigos en las negociaciones.

La querella del Sindicato Médico de Andalucía contra Ignacio Moreno, gerente del SAS, responde a los 40 expedientes disciplinarios abiertos contra médicos por presunto incumplimiento de los servicios mínimos. "Son medidas que intentan condicionar los objetivos de la huelga", dijo Jiménez Tamplín, presidente del sindicato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de junio de 1995