Crítica situación humanitaria en Sarajevo

Un convoy humanitario entró el lunes en Srebrenica. Los cuatro que tenían previsto arribar ayer a Sarajevo, con 452 toneladas de comida (170 para los serbios y 255 para los bosnios) no pasaron de Tarcin, 40 kilómetros al sur de la capital. Los comandantes locales de la Armija adujeron que era muy arriesgado. Los convoyes tenían que pasar hacia Kiseljak y territorio serbio, cerca de las últimas líneas de choque.Sarajevo lleva cuatro semanas sin convoyes y diez, sin aeropuerto. La situación humanitaria es crítica. Unprofor no puede hacer nada. Igual que casi nada puede hacer por sus 900 hombres dentro de los enclaves orientales de Srebrenica, Zepa y Gorazde, quienes a final de este mes se quedarán sin comida y combustible. "Si no podemos hacerles llegar repuestos con el acuerdo de los serbios, tendremos que hacerlo sin él", dijo ayer Alexander Ivanko, portavoz de Unprofor. La pregunta es cómo.

Más información
La diplomacia intenta de nuevo tomar relevo de las armas en Bosnia
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS