Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jaume Roma dimite como consejero de Obras Públicas de la Generalitat

El consejero de Política Territorial y Obras Públicas de la Generalitat, Jaume Roma, presentó a última hora de anteayer su dimisión al presidente de la Generalitat, Jordi Pujol. La dimisión, sugerida por el propio presidente, fue aceptada inmediatamente. Roma explicó ayer en la reunión del Gobierno catalán que era inocente de los cargos de corrupción de los que había sido acusado y precisó que que había decidido dimitir para "evitar la erosión del Gobierno".

El consejero explicó su versión ante las acusaciones de favoritismo formuladas por cinco constructores en una querella contra él y la empresa Trad. Esta sociedad construyó el chalet de Roma y se benefició de numerosas adjudicaciones directas de obras del Departamento de Sanidad.La empresa Trad quebró con una deuda que los querellantes estiman en más de 500 millones de pesetas, cuando había logrado adjudicaciones de obras, financiadas directa o indirectamente por el Servicio Catalán de la Salud (SCS), por valor de más de 1.600 millones de pesetas. El empresario de Trad, Antoni Sánchez Albero, ocupó un cargo en la residencia de Vall d'Hebron y mantenía una relación personal con Jaume Roma, para el que construyó un chalet en Canovelles.

La querella indica que el coste total de las obras de la casa ascendieron a 89.033.316 pesetas, pero Roma sólo pagó 14.937.400pesetas. El consejero, por su parte, ha asegurado que el coste real es de 39 millones de pesetas y que los ha pagado íntegramente con sus ahorros. El consejero presentará valoraciones de auditores externos que sitúan: el valor de las obras entre los 35 y 40 millones de pesetas.

Después de la reunión del gabinete, el Departamento de Política Territorial y Obras Públicas tenía previsto dar a conocer una versión oficial de los hechos. Aunque fuentes del Gobierno mantienen una escrupulosa cautela sobre la crisis, en medios próximos al Consell Executiu consideraban ayer impensable que hubiera podido prolongarse por más tiempo el clima de incertidumbre que soporta el Gobierno de Pujol.

El caso Roma fue también uno de los temas tratado en la reunión de anteayer de la comisión ejecutiva de Convergència Democrática de Catalunya, aunque el asunto principal por el que estaba convocada era la propuesta de nombramiento de dos secretarios adjuntos (Pere Esteve y Ramon Camp) a la secretaría general del partido, que seguirá desempeñando Miquel Roca hasta que haga efectiva su anunciada renuncia.

El ambiente de nerviosismo era también perceptible en los últimos días en la sede del Departamento de Política Territorial y Obras Públicas. La cúpula del departamento mantuvo en los últimos días numerosas reuniones para preparar la comparecencia del consejero en el Parlamento de Cataluña prevista para hoy. También se celebraron reuniones en el Departamento de Sanidad para preparar una explicación sobre el supuesto trato de favor en las adjudicaciones de obras a Trad mientras Jaume Roma fue director del SCS, así como de los cambios legales introducidos por Sanidad en la regulación de las contrataciones de obras.

Este aspecto de las supuestas maniobras en las adjudicaciones de, obras públicas centrará las intervenciones de la mayoría de los grupos de la oposición en la prevista comparecencia de Roma en el Parlament. El grupo Iniciativa per Catalunya (IC) ha precisado que exigirá que las explicaciones del consejero no se limiten "a la compra y financiación del chalet que se construyó en Canovelles".

IC ha indicado en un comunicado público que "en estos momentos, el conjunto de informaciones existentes, tanto en los' medios de comunicación como entre los parlamentarios, hace evidente que se han producido irregularidades en la concesión de obras" por parte del Servicio Catalán de la Salud, organismo del que Jaume Roma fue sucesivamente director del área económica y director general.

La portavoz adjunta de IC, Imma Mayol, ha segurado que la comparecencia de Roma "en ningún caso puede limitarse exclusivamente a una explicación de su situación personal, que por otra parte ya es bastante difícil de demostrar". Mayol añadió que "es obligada" también "la comparecencia del consejero de Sanidad, Xavier Trias".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de junio de 1995

Más información

  • El político fue acusado de malversación