Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El general Contreras fracasa en su intento e implicar al Ejército chileno en su causa

MANUEL DÉLANO,Todos los partidos políticos y el Gobierno chileno esperan la próxima detención del general retirado Manuel Contreras, ex jefe de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), la antigua policía secreta general Augusto Pinochet. El Ejército no se opone a ella, aunque pide que sea sin humillación. La maniobra que intentó Contreras, condenado a siete años de cárcel por el asesinato de Orlando Letelier, al refugiarse en un regimiento durante 11 horas el domingo para implicar al Ejército ensudefensa, fracasó estrepitosamente.

El domingo por la noche, Contreras dijo que se fue a una unidad militar porque estaba en marcha una operación para detenerle. El portavoz del Gobierno, además de denunciar que el general se trasladó "frente a una supuesta acción que sólo existió en su imaginación", reafirmó su confianza en la 'Tuerza de las instituciones democráticas y en particular de los tribunales de justicia para el cumplimiento de sus resoluciones".En su única referencia sobre la acción de Contreras, el presidente Eduardo Frei dijo que el próximo paso es que el juez instructor, Adolfo Bañados, "tome sus decisiones y que sea la justicia la que actúe. Es lo único claro". Bañados tiene dos opciones: citar al ex jefe de la DINA, que en este momento se encuentra en libertad provisional, para que se presente ante el tribunal y sea detenido, o dictar de inmediato una orden de aprehensión.

Contreras, cuyo solo nombre provocaba temor cuando dirigía la represión en los primeros años del régimen del general Augusto Pínochet, está hoy más aislado que nunca en su finca El Viejo Roble, en el sur chileno.

Contreras mantuvo en vilo al país durante 11 horas el domingo pasado al trasladarse intempestivamente con su familia desde su finca al regimiento de Infantería Sangra en la madrugada, en vísperas de que el juez le ordenara ir a prisión a cumplir la condena. El ex jefe de la DINA afirmó, en declaraciones a una cadena de televisión al regresar a su finca, que una autoridad le comunicó en dos ocasiones que estaba en marcha un operativo de unos noventa policías para llevar a cabo la orden de detención en su contra.

"Volví voluntariamente"

Aunque él no vio a nadie, "ante la urgencia de la autoridad policial de que éste era un problema grave que podría acarrear algún enfrentamiento en mi casa, donde estaban mis hijas y mi mujer, decidí evitarlo y por eso salí del campo". Admitió que al ver la inexistencia del operativo retornó desde el regimiento Sangra -cercario a Puerto Montt, mil kilómetros al sur de Santiago- y "volví voluntariamente porque, ya digo, soy libre de andar por donde estime conveniente".Contreras dijo no saber de un enfrentamiento en la madrugada en su finca con intercambio de más de cien disparos, como había denunciado antes su hijo.

Después de que él y su famillia salieran del regimiento, el portavoz del Gobierno, el ministro José Joaquín Brunner, dijo que se ponía término "a una situación que él mismo provocó [por] una supuesta acción que sólo existió en su imaginación"-. El portavoz desmintió como falsas por completo las versiones de desplazamiento policial a la finca de Contreras y de enfrentamientos.

Diversas interpretaciones coincidían ayer en resaltar el fracaso del intento de Contreras en presionar al Ejército. Según el diario La Nación, cuando el Gobierno demostró al Ejército que no hubo enfrentamiento ni movilización policial, dio un ultimátum para la salida de Contreras del regimiento Sangra. De haberse mantenido después de esa hora Contreras en la unidad militar, sin estar bajo amenaza real, el Ejército habría estado en una situación de ruptura de la institucionalidad, al negarse a acatar el poder civil. Pero la crisis fue superada: Contreras no logró apoyo para su maniobra en el Ejército.

La defensa del general retirado presentó ayer un recurso de nulidad ante la Corte Suprema, por el cual pide revocar todo lo obrado en el juicio por el asesinato de Letelier, según informó el secretario del máximo tribunal, Carlos Meneses. El recurso puede verse el miércoles próximo por el pleno de la Corte Suprema, con lo cual nuevamente se paraliza la notificación de la sentencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de junio de 1995

Más información

  • La defensa del militar presenta un recurso para anular la condena