Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONFLICTO EN LA SANIDAD PÚBLICA

Los líderes sindicales valoran hoy un principio de acuerdo con el Insalud para acabar la huelga

UGT y CC OO amenazan con invalidar todo pacto no aceptado por la mesa sectorial

Insalud y representantes de los médicos en huelga elaboraron ayer un nuevo documento consensuado. Un principio de pacto "pendiente de evaluación", sobre el que hoy se manifestará el sindicato médico. El rápido desenlace, tras nueve horas de negociación intensa, dio al traste con la esperanza anunciada y casi dada por hecho una hora antes de poner fin a una huelga que cumple 33 días en 105 hospitales de 10 comunidades autónomas. Los sindicatos UGT y CC OO, que mantenían en el Insalud una reunión paralela, advirtieron que no aceptarán pacto alguno fuera de la mesa sectorial de sanidad.

La oferta que han estado barajando las partes en conflicto garantiza a los médicos especialistas de hospitales una subida salarial de 30.000 pesetas para los meses que restan de 1995, así como pra 1996 y 1997. El Insalud se ha comprometido a añadir las cantidades adicionales necesarias a los 3.500 millones de pesetas que ya había puesto encima de la mesa en su última oferta. A cambio, un compromiso de productividad "amplio", que implica a los médicos a colaborar en la mejora asistencial de forma voluntaria, según" ha podido saber este periódico.A las tres de la tarde terminó el primer asalto de negociaciones entre los representantes de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) y el Insalud. A las ocho empezó el segundo, para acabar a medianoche sin el acuerdo prácticamente cantado por el líder sindical Vicente Garcés horas antes. Esperaba que la reunión fuera breve porque el documento de, principio de acuerdo "está ya en fase de escritura" dijo a la entrada.A las cuatro horas de esta declaración de intenciones, el mutismo fue total entre ambas partes negociadoras. Prudencia, argumentaron. "Durante el día de hoy hemos llegado la obtención de un documento que tenemos que valorar ambas partes. Por el bien de todos, y por el fin de esta huelga, me voy a abstener de hacer comentarios sobre el misrno", se limitó a declarar Vicente Garcés.

A la pregunta de si dicho documento podía considerarse ya como un principio de acuerdo, Garcés respondió: "Es un documento que vamos a ' estudiar en la sede de la confederación". La CESM se ha comprometido a ofrecer hoy una respuesta.La misma discreción mostró la directora general del Insalud, Carmen Martínez Aguayo, al finalizarla reunión. "Hemos terminado de elaborar un acuerdo de principio que queda pendiente de la evaluación de ambas partes", afirmó.Paralelamente a esta reunión negociadora se celebró en la misma sede del Insalud otra de la mesa sectorial de sanidad, en la que están representados todos los sindicatos del personal sanitario público y de la que se levantó la CESM, unilateralmente, para defender las reivindicaciones médicas por medio de la huelga.

Al término de la misma, los portavoces de CC OO y UGT manifestaron su satisfacción por el hecho de que "por primera vez" la Administración reconociera a la mesa sectorial, como único órgano legal de negociación y no con un solo colectivo, según explicaron. Ambos sindicatos aseguraron que el Insalud se ha comprometido a que el acuerdo que pueda resolver el conflicto de la huelga de los médicos sea global e incluya a todos los trabajadores sanitarios.Los representantes de salud de ambos sindicatos recalcaron que no están dispuestos a aceptar ninguna subida lineal de las retribuciones de los médicos, que "además la Administración no esta en condiciones de dar", dijo Fernando Puig, de CC OO. En su opinión todas tendrán que ir ligadas a productividad. "Ningún acuerdo es válido si no es ratificado por la mesa sectorial". Los sindicatos de clase pusieron en guardia al Insalud al advertir que un acuerdo unilateral, de subida lineal podría crear grave malestar en el resto de los sectores. Aunque no decartaron que se llegue pronto a un acuerdo, "podemos aprobarlo o no", amenazaron.Atención adecuada

La comisión ejecutiva confederal de UGT emitió un comunicado horas antes, en el que solicitó "que se garantice una adecuada atención a los ciudadanos". El sindicato socialista repartió responsabilidades a ambas partes por la situación de colapso que se ha creado en los hospitales. "Consideramos que tanto las organizaciones convocantes, como los profesionales que se han sumado al conflicto, están actuando con un enorme grado de irresponsabilidad".

"Por otra parte, constatamos una vez más" añadió, "la total ineficacia de las gerencias de los hospitales, quienes están actuando en este conflicto como auténticos convidados de piedra, salvo honrosas excepciones como el gerente del hospital Virgen de la Salud de Toledo", dice UGT que también culpa a la Administración de "haber favorecido la situación, al acceder a negociar con la CESM".

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública (FASDP), insistió ayer en que la huelga "debe de finalizar de manera inmediata, para abrir un proceso de reflexión y de negociación que permita una reorganización en profundidad de los hospitales y de su situación profesional y retributiva".

El grupo parlamentario Popular formuló una pregunta al presidente del Gobierno, Felipe González, sobre su responsabilidad "ante la duración y el grave daño social causado por la huelga".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de junio de 1995