Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vertidos que mataron los peces del Henares venían de dos polígonos

Los peces de Alcalá de Henares (166.250 habitantes) son alérgicos a la industria guadalajareña. La Confederación Hidrográfica del Tajo declaró el lunes que la causa de la mortandad de miles de peces residentes en el río Henares, registrada a mediados del mes de mayo, fue producida por la irregularidad de los vertidos de dos polígonos industriales de la provincia de Guadalajara: el de Miralcampo, en Azuqueca de Henares, y el de la macrofábrica de Cervezas Mahou, en Alovera, ambos en el corredor industrial junto a la carretera N-II.El organismo regulador de las aguas confirmó también que conocía que la empresa Mahou estaba teniendo problemas para depurar suficientemente sus vertidos, a la vez que mantenía volúmenes muy importantes de producción. El Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente (MOPTMA), que detectó las deficiencias en una visita a la fábrica, aseguró que la empresa propuso diluir la carga contaminante de sus vertidos con agua limpia, solución desestimada por el ministerio.

La Confederación calificó las infracciones de graves, por lo que las sanciones podrían ser de entre 5 y 50 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de junio de 1995