Leganés compra las ruinas y el escudo origen de la ciudad

El alcalde en funciones de Leganés, José Luis Pérez Ráez, y el abogado Manuel Íñiguez, representante de todas las ramas de la familia Durán, han firmado un convenio por el que esta familia vende las dos fincas donde están ubicadas las ruinas de la iglesia de San Pedro Apóstol y las del antiguo núcleo de Polvoranca. Además, se donaba a la ciudad el escudo de los señores de este mayorazgo que dio origen a Leganés en el siglo XIII. Como contrapartida, el Ayuntamiento concedió permiso para construir en tres parcelas de varios polígonos de la localidad por un importe de 200 millones de pesetas.La iglesia de San Pedro Apóstol es el monumento más antiguo de Leganés. Su estado actual es de práctica ruina y sólo se mantienen en pie algunos de los muros laterales y la torre. Su construcción data de 1655 sobre otro templo de estilo mudéjar ya desaparecido.

Salvo las ruinas de la iglesia y el escudo que fue retirado por la familia Durán de los muros de la torre para evitar que fuera robado hace aproximadamente 15 años, no queda ningún vestigio del antiguo poblado de Polvoranca. El escudo, en piedra, integra las armas de los linajes Ponce de León, Ayala, Osorio de Virués y Chacón.

El alcalde de Leganés, José Luis Pérez Ráez, ha mostrado su agradecimiento por el convenio a la familia Durán, ya que significa "un acontecimiento importante para los que, como yo, somos leganenses de toda la vida". En 1881, cuando Polvoranca había dejado de existir, el abuelo de los Durán, Eleuterio Durán Braña, adquirió en subasta las tierras que eran entonces propiedad de la marquesa de Prado Alegre. Cuarenta mil duros se pagaron por las parcelas.

El alcalde señaló que, una vez obtenida la propiedad de las ruinas de la iglesia y la parcela de la antigua aldea, su idea es iniciar la reconstrucción del palacio para que se convierta en el museo de la ciudad.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS