Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:35ª JORNADA DE LIGA

No dejes para mañana

Real Madrid. No hizo caso al refrán: no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. No quiso tomar las riendas del partido. Cuando recogía la inspiración, era capaz de dominar el partido, pero la poca concentración hacía que la perdiera rápidamente. Sus líneas durante la mayor parte del encuentro estuvieron muy separadas, en concreto, su delantera, que veía como sus compañeros siempre estaban a. mucha distancia. La defensa muy atrás, con el centro del campo a escasos metros de ella.Barcelona. Muy concentrado en lo que se jugaba. Para ellos no era sólo el conseguir dos puntos con vistas a jugar la UEFA, era jugar contra su rival más importante. Salieron decididos al campo a no dejar a su rival respirar ni un solo segundo. A pesar de todo, su peligrosidad no era mucha. Las jugadas se bloqueaban a la altura del centro del campo madridista. Las ocasiones de gol no llegaron con claridad hasta después de conseguir el gol. Desde ese momento, y Jugando al contragolpe, llegaron con más claridad y peligro a la portería de Buyo.

Falsa presión. La presión que realiza el Barcelona se consigue a base de faltas. La diferencia técnica que existe entre los jugadores del centro del campo de los dos equipos es notablemente favorable a los blancos. El Barcelona contrarresta esta superioridad haciendo faltas continuas y rompiendo el ritmo de juego del rival. El Barcelona siempre se caracterizó por cerrar al contrario y hacer que le devolviera el balón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de mayo de 1995

Más información

  • EL QUIRÓFANO