Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una colección de "audiolibros" intenta conquistar a los lectores mas reticentes

Grandes actores prestan su voz a narradores clásicos y actuales

Juan José Millás aseguraba que tenia una sensación "rara, rara";"el que escucha no tiene la posibilidad de dar la vuelta a la página" o "no todo es apto para ser oido", reflexionaba Mario Benedetti; Adolfo Marsillach creía que era "una experiencia curiosa", y Carmen Alborch lo calificaba como "otra manera de leer". Escritores, actores y editores se mostraron ayer entre esperanzados y expectantes con la nueva colección literaria que Alfaguara presenta en el mercado editorial bautizada como Alfaguara audio y compuesta por audio-libros

los primeros títulos recogen las voces de actores consagrados como Charo López, José Sacristán o Adolfo Marsillach sobre textos de Arturo Pérez-Reverte, Rafael Alberti o Antoine de Saint-Exupéry. Muchos de los presentes en la presentación de la nueva colección se mostraron escépticos por lo que podría suponer de competencia para la lectura. Pero las dudas se tomaron en sorpresa cuando se escuchó la potente voz de José Sacristán por los áltavoces interpretendo el pasaje inicial de Una cuestión de honor de Arturo Pérez-Reverte: "Era la más linda cenicienta que vi nunca. Tenía 16 años, un libro de piratas bajo la almohada y, como en los cuentos, una hermanastra mala que había vendido su virginidad al portugués Almeida".Juán José Millás, de 46 años, corroboraba la opinión general: "Es una sensación rara , que acaba gustando", decía. "En mi caso -Charo López lee La soledad era esto- la obra está muy mejorada porque Charo tiene una voz maravíllosa y se las arregla para que los adjetivos mal colocados no se noten". El escritor, cuya novela se puede encontrar ahora en las librerías recopilada en dos cintas de una duración de tres horas, aseguraba que para los de su generación suponía "una cultura muy novedosa, aunque a mi inevitablemente me hace evocar mi niñez cuando escuchaba la radio".

Aptos para ser escuchados

No es el caso de Mario Benedetti. El escritor uruguayo, que será el próximo autor que Alfaguara presente en casete, ha realizado ya grabaciones de este tipo en América. Él mismo ha seleccionado los 15 cuentos que serán leídos por el propio autor. "Es complicado realizar una selección de este tipo porque hay que buscar los que son aptos para ser escuchados. Hay textos de estilo más complicado que son dificiles de interpretar. Pasa lo mismo con los poemas, no todos son aptos para ser escuchados". La selección realizada por Benedetti durará tres horas e incluye textos que abarcan desde media página hasta 30 folios.

Para Adolfo Marsillach, que pone voz a El principito, el problema de los audiolibros estará en que el oidor se fíe del intermediario. "Depende de quién lo lea. Si coges un libro no hay intermediario entre el libro y tú, y aquí se cuenta con un tercer elemento que puede traicionar o no la lectura". El director de la Compañía Nacional de Teatro Clásico mostraba su escepticismo ante la posibilidad de leer un libro en un ordenador -"En casa la que maneja el ordenador es mi mujer-, pero se mostraba encantado de prestar su voz en una obra que le ha permitido reencontrarse con el niño que fue y con el actor que es. "Yo no lo veo como una competencia al libro. Son experiencias distintas".

También la ministra de Cultura, Carmen Alborch, que acudió a la presentación aupada en unas merceditas de imposible tacón, puso su granito de arena a favor de esta alternativa al libro impreso. Alborch calificó la colección como un acercamiento a la lectura.

Juan Cruz, director de Alfaguara, aseguró que los primeros títulos están pensados para aprender a escuchar la lectura y anunció nuevas edicciones de obras de José Luis Sampedro y Carlos Fuentes. "No sabemos muy bien qué tipo de público escogerá estas obras, pero podrán servir para acompañar en los atascos o cuando se está paseando", dijo Cruz. El director de Alfagurara explicó que fue a la vuelta de un viaje a los Estados Unidos cuando decidió ponerlo en marcha en España. Los primeros títulos incluyen también a Nuria Espert prestando su voz a Marinero en tierra de Rafael Alberti y Femando Fernán Gómez con su propia obra, El viaje a ninguna parte. En el mismo acto se presentó también una nueva colección de Alfaguara Textos de escritor, que incluye crítica literaria de Julio LLamazares o Mario Benedetti, entre otros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de mayo de 1995