Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Consumidores y sindicatos boicotearán la huelga de médicos en los propios hospitales

Estudian jurídicamente la colisión del paro con el derecho constitucional a la salud

Cinco asociaciones de consumidores, dos sindicatos y una asociación sanitaria formaron ayer un frente común, para luchar activamente contra la huelga de los médicos de los hospitales públicos, que entra en la tercera semana en el Insalud y en la segunda en las tres comunidades afectadas. "Pocos médicos están haciendo daño a muchos ciudadanos", dijeron. Desde el martes repartirán folletos en hospitales y supermercados instando a los pacientes a reclamar asistencia. Además, estudian jurídicamente la posible colisión de la huelga con el derecho constitucional a la salud.

"Queremos resolver la situación, que si bien no es caótica porque son unos pocos médicos, puede causar perjuicios importantes a la mayoría de los españoles", dijo ayer María Rodríguez, de CAVE-CECU, como portavoz de las cinco asociaciones de consumidores, los sindicatos CCOO y UGT y la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FASDP), que se han unido para pedir la desconvocatoria de la huelga hospitalaria. "Pensamos que un colectivo muy pequeño está creando una situación de alarma social que no se corresponde con la realidad que se está viviendo en los hospitales", añadió.El frente común de sindicatos y asociaciones ha constituído una comisión de seguimiento de la huelga médica en las diferentes comunidades afectadas, al tiempo que ha pedido a la Administración medidas alternativas para paliar el efecto en los pacientes. "Queremos tomar parte activa en esta huelga porque se nos está utilizando desde el sindicato convocante

[la CESM] y no es cierto que la estemos entendiendo", indicó María Rodríguez. "Creemos que hay un cauce de negociación", agregó.

Las asociaciones, que consideran legítimas las reivindicaciones de los facultativos, apuestan por «un incremento salarial en función de la actividad que suponga una mejora para los usuarios". Igualmente piden la participación de los médicos en la gestión de los hospitales, pero también la de los usuarios. Los asociaciones no se han reunido con la CESM, según Rodríguez , "porque tienen una cerrazón total ya que se niegan hasta a participar en debates". Rodríguez insistió en que les propusieron crear una comisión de arbitraje que fue rechazada.

Los huelguistas insisten en que el ciudadano está comprendiendo sus reivindicaciones y, en cualquier caso, "a quien consideramos responsable es al Insalud que no ha sido capaz de sentarse a la mesa durante todos estos años para escuchar nuestras reivindicaciones. Aparte de mal pagado, el médico se siente mal considerado por su empresa", explicó Carlos Almoina, miembro del comité de negociación de la CESM. Almoina insistió en que los médicos ya han cedido porque aceptan percibir en tres años la cantidad de 100.000 pesetas de subida lineal mensual que reclaman. "Queremos cobrar primero por nuestra categoría como médicos, y luego podemos empezar a hablar de la organización de los hospitales", agregó. Los sindicatos médicos volverán a reunirse hoy con la dirección general del Insalud, con mejor voluntad, reconocen, tras las palabras pronunciadas ayer por el ministro de la Presidencia, Alfredo Pérez Rubalcaba: "El gobierno está dispuesto a hacer un esfuerzo y hay presupuesto para ello, y tratar de que esta mejora retributiva coopere con la mejora de la calidad de la sanidad pública".

En Valencia, CCOO., sindicato mayoritario en la Mesa Sectorial de Sanidad (con un 32,84% de representatividad), acusó ayer al Sindicato Médico Independiente de esconder intereses partidistas por aprovechar el periodo electoral que vive la Comunidad Valenciana -única afectada por el conflicto donde, además de los comicios municipales se celebran autonómicos- para mantener una huelga de carácter indefinido, informa Claudia Navarro.

En Andalucía, a última hora de ayer se rompieron las negociaciones entre el Servicio Andaluz de Salud (SAS) y la Plataforma de Médicos de Hospital, convocante del paro. "Aunque estamos muy sensibilizados por la repercusión de la huelga, desde el lunes se radicalizará aún más", afirmaron sus dirigentes, informa Natalio Blanco.

En Galicia, la CESM se negó a un acuerdo para desconvocar la huelga si no hay aumento de 77.500 pesetas, cantidad que la Xunta considera "inasumible".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de mayo de 1995