Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONFLICTO EN LA SANIDAD PÚBLICA

Unos 5.000 especialistas sin contrato

Aproximadamente unos 5.000 médicos especialistas del Insalud están en régimen interino. Es decir, trabajan en las mismas condiciones y salarios que sus colegas titulares -excepto la percepción de antigüedad-, pero no disponen de ningún tipo de contrato. Su relación laboral se basa en un "nombramiento estatutario" que puede romperse con sólo 48 horas de antelación si la plaza que ocupan es reclamada por un titular o amortizada. Estos facultativos suponen actualmente hasta un 50% como media de las plantillas hospitalarias del Insalud, y, en algunos casos, llevan en la misma situación hasta 13 años por la falta de convocatorias de plazas.El pasado mes de abril, los interinos dijeron basta y plantearon una reivindicación al Insalud, actualmente en negociación, que consta de tres puntos básicos:

- Suspensión del concurso oposición libre de 1.318 plazas. Consideran que, al ser de acceso libre para cualquier facultativo, el problema para los interinos que las ocupan sigue siendo el mismo. Esta petición se aceptó por escrito por el Insalud, con la suspensión temporal de la convocatoria mientras dure la negociación, según Carmen García-Andrade, portavoz de los interinos.

- Medidas excepcionales para absorber la bolsa de interinos acumulada al no haber convocatorias de plazas desde hace varios años. Posteriormente, el compromiso de convocatorias anuales. La propuesta de la Anfei es una prueba de idoneidad a estos facultativos similar a la que se hizo en su día para solucionar el problema de los profesores no numerarios.

- La tercera medida e "irrenunciable" es la reubicación de los interinos cesados por la ocupación de sus puestos de trabajo mediante el concurso de traslados que se celebró recientemente. La Anfei calcula que se han producido entre 400 y 600 despidos en todo el Insalud.

Pacto de lealtad

El sindicato de enfermería (SATSE) animó ayer a todos los sectores sanitarios a firmar un "pacto de lealtad" con la ministra de Sanidad "para evitar la desintegración de la sanidad pública". Pacto que debería pasar porque la Administración atienda las necesidades de todos los profesionales implicados. El SATSE consideró que los profesionales deberían "implicarse en el desarrollo de los objetivos que afecten' a la sanidad y a los usuarios".

El principal argumento para proponer este pacto es la necesidad "de que el sistema no se paralice a pesar del recorte de presupuestos, puesto que el usuario no entiende de factores económicos y lo único que pide es ser atendido como se merece".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de mayo de 1995