Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un notario riojano, condenado por quemar el perro de sus vecinos

El notario de Amedo (La Rioja), Pedro Roig Bello, ha sido condenado, por el juzgado número 2 de Calahorra, al pago de una multa de 75.000 pesetas por agredir al perro de sus vecinos porque le molestaban sus ladridos por la noche. El can, un mastín del Pirineo, fue rociado con gasolina por el acusado y luego le prendió fuego. El animal sufrió por ello, importantes quemaduras, aunque no murió. Roig tendrá que indemnizar a la propietaria del perro, Alicia Terrel, con 66.015 pesetas. El perro tras la agresión se escapó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de mayo de 1995