Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Los profesionales están hartos"

"La situación de los médicos de la sanidad pública es inaceptable desde el punto de vista profesional y salarial", afirma rotundo el presidente de la Organización Médica Colegial, José Fornes Ruiz. "La situación es completamente deprimente porque falta ilusión y motivación. Me preguntan que por qué se hace ahora la huelga y yo creo que es, simplemente, porque los profesionales están hartos"."Hay que cambiar todo el modelo retributivo" dice Fornes. '"Pero el sueldo básico no es acorde a la responsabilidad y la cualificación de un médico. El problema de la sanidad pública es de gestión. Con una mejor gestión habría más dinero para pagar a los profesionales".

"El Silencio oficial es escandaloso"

"La cerrazón y el silencio del Ministerio de Sanidad en esta huelga es escandaloso; que la ministra siga inhibida para no perjudicar su imagen es totalmente incomprensible", dice Enrique Fernández Miranda, portavoz del PP de Sanidad. "Algo muy importante está pasando en la sanidad pública para que los médicos vayan a la huelga (la última es de 1987). Los profesionales están sumidos en el cansancio y la desesperanza"."Las reivindicaciones de los médicos son totalmente razonables desde nuestro punto de vista", añade Fernández Miranda. "Hay que hacer un esfuerzo por igualar las retribuciones básicas de los facultativos para que las diferencias no sean tan grandes".

"Este no es un conflicto político"

"Esta huelga no es una huelga política y la prueba más evidente de ello es que el lunes se suman los facultativos de Galicia". Así lo afirma Vicente Garcés, secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), convocante del paro.Garcés asegura que este conflicto no es nuevo y que colea desde hace ocho años. "Desde que en 1987 se aprobaron dos reales decretos -uno sobre retribuciones y otro sobre el funcionamiento de los hospitales-, los médicos estamos desmotivados. En el segundo decreto se acabó con el predominio del médico sobre el resto de los sanitarios. Queremos participar. No sólo pedimos dinero. No queremos ser funcionarios".

"100. 000 pesetas no son asumibles"

La directora general del Insalud, Carmen Martínez Aguayo, ha insistido estos días en la "voluntad negociadora" de la Administración, pero no le sirven de ejemplo en cuestión de salarios los servicios sanitarios transferidos "que distribuyen su presupuesto como mejor les parece" y en algunos casos ligado a conceptos de productividad.Aludiendo constantemente a la situación económica actual, su postura ha sido firme durante los últimos días: "La subida salarial de 100.000 pesetas por facultativo para todos por igual no es asumible; hemos ofrecido un reparto de 3.500 millones en tres años ligados a objetivos y no lo han aceptado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de mayo de 1995

Más información