Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Incentivo sexual para empleados modelo

, Los incentivos sexuales, aunque no especifícamente con menores de edad, son una práctica no del todo inusual por parte de algunas empresas españolas que premian así a sus trabajadores modelo del sexo fuerte.Los destinos elegidos se situan generalmente en el Sureste Asiático y en América Latina. En la primera región, Bangkok figura en cabeza aunque la prostitución tiende a disminuir a medida que mejora el nivel de vida de la población ha experimentado estos últimos años un fuerte crecimiento económico- y que la policía lucha con mas energía contra la prostitución de menores.A medio plazo, Filipinas debería sustituir a Tailandia como destino de desahogo sexuaI, en opinión de algunos expertos turísticos, aunque por ahora Manila está peor comunicada con España que Bangkok. En Latinoamérica, Brasil figura en cabeza de las preferencias de las empresas que proporcionan este tipo de diversiones a sus trabajadores. Las mujeres que atienden a los viajeros son también contratadas de antemano en el lugar de destino.

Un agente turístico que ha organizado algunos de estos viajes para compañías españolas señala que se trata de empresas de tipo medio o pequeño que pretenden no sólo premiar a sus empleados destacados sino crear un espíritu ole equipo y una relación de complicidad compartiendo una misma aventura.

Precisa esta fuente, que se trata de empresas de todo tipo pero en las que suele haber muy pocas mujeres y en puestos muy subalternos, desde luego ninguna en puestos directivos. "De lo contrario el incentivo puede crear tensiones entre compañeros de trabajo y es contraproducente", añade.

El riésgo de contraer el sida, muy extendido en algunos de estos países como Tailandia o Brasil, prosigue, no ha modificado mucho los hábitos de los españoles, o poco informados o arriesgados, si bien antes de iniciar la excursión se suelen repartir folletos informando sobre las precauciones a tomar y abundantes reservas de preservativos.

Cuba suele ser otro de los destinos favoritos del turismo sexual de los españoles que viajan por su cuenta.

Las fámosas jineteras que se ofrecen en los alrededores de los hoteles a precios módicos, en ocasiones por simples invitaciones a comer, son un atractivo añadido, cuando no el principal, de numerosos viajeros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de abril de 1995