Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de agricultores y ganaderos andaluces exigen ante la Junta soluciones a la sequía

Miles de agricultores y ganaderos andaluces -3.000, según la Policía, y 20.000, según la organización convocante, UAGA-se concentraron ayer en Sevilla frente al Parlamento y el Gobierno andaluz, que se ha comprometido a adoptar nuevas medidas tras la Semana Santa, para exigir soluciones urgentes contra la sequía. El presidente del Parlamento, Diego Valderas pidió la puesta en marcha de la Mesa por el Agua para aportar soluciones prácticas a las demandas del campo. El coordinador de UAGA, Miguel López, exigió a los representantes políticos que "limen asperezas" y se unan para sacar Andalucía de la grave situación creada por la sequía.Las cuatro columnas de agricultores y ganaderos andaluces, que partieron de distintos puntos de la región el pasado lunes bajo el lema Marcha por la supervivencia de Andalucía: El agua es nuestra solución, se manifestaron frente al Parlamento y la sede de la Junta, para exigir ayudas urgentes contra la sequía y sensibilizar a la población de la grave situación del campo tras cuatro años de sequía.

La satisfacción en los manifestantes por el "esfuerzo" realizado se entremezclaba con rostros que reflejaban el cansancio de cinco días de protesta, pancartas en demanda de soluciones y un grito unánime: "Queremos agua, el campo andaluz se muere". Delante, dos burros con tinajas vacías abrían una manifestación donde predominaba el color blanco y verde de las banderas andaluzas y las pancartas de UAGA.

El presidente del Parlamento, Diego Valderas, que junto a una representación de los grupos parlamentarios recibió a los responsables de UAGA, insistió en la necesidad de poner en marcha con urgencia la Mesa por el Agua para atender las revivindicaciones de los agricultores y ganaderos, que se centran en mayores inversiones y ayudas por parte de la Administración y, sobre todo, de la UE. "Espero que el Gobierno se siente a trabajar", dijo, no sin antes defender una política de trasvases.

Miguel López, por su parte, :instó a los grupos parlamentarios a "limar asperezas" porque el "agua no tiene color político" para aportar soluciones al campo andaluz, que representa el 40% de la población en la región y el 20% de la producción agraria del Estado. López entregó un manifiesto con sus revindicaciones y aseguró que los agricultores no pueden ya hacer frente a las deudas, tras la reducción del 70% de la renta agraria provocada por la pérdida de competitividad del campo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de abril de 1995

Más información

  • Acaba en Sevilla una marcha de 5 días desde varios puntos de la región