Crítica:MÚSICACICLO BEETHOVEN
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

'Egmont' para un homenaje

Dentro del ciclo beethoveniano de la Comunidad de Madrid y la Orquesta Sinfónica (OSM), dirigió el miércoles Odón Alonso un programa que, según los usos del maestro leonés, se apartaba de lo habitual al ofrecer la versión completa de la música escénica compuesta por Beethoven para Egmont, de Goethe.Cumple Alonso 70 años, casi todos ellos dedicados a la música, y la OSM y la Comunidad hicieron de este concierto expresión de homenaje al que se sumó el público con largas ovaciones. Tras unas breves palabras de gratitud, Alonso inició la actuación con la orquesta Arbós y el pianista José María Pinzolas (Cáceres, 1952) en el Concierto en do menor.

Temperamento imaginativo y libremente poético, el de Pinzolas se manifiesta a través de una técnica pulcra y un sonido que, en ocasiones, alcanza tan extraordinaria belleza como en el Largo, bien tensado por Alonso, y los sinfónicos, y cantando con hondo lirismo. En algún momento, Pinzolas acusa una cierta inestabilidad (como en el Allegro con brío), no sé si fruto del trac, consecuencia de su concepto abierto o las dos cosas. Vivo y palpitante, el Rondó, tanto en el pianista como en sus colaboradores, redondeó una versión merecedora de muchos aplausos.

Ciclo Beethoven

Ciclo Beethoven de la Comunidad de Madrid. Orquesta Sinfónica. Director: O. Alonso. Solistas: J. María Pinzolas, piano; María J. Montiel, soprano, y R. Taibo, narrador. Auditorio Nacional. Madrid, 15 de marzo.

Además de la espléndida obertura, Beethoven compuso en 18 10 una serie de fragmentos incidentales para el drama de Goethe, entre los que destacan los dos lieder, muy bien cantados ahora por María José Montiel, soprano de hermosa voz y elevada musicalidad, y un final en el que el monólogo de Egmont queda subrayado de una manera que satisfizo plenamente al propio Goethe. La síntesis argumental, basada en la glosa de Franz Grillparzer (Viena, 1791-1872), fue recitada por Rafael Taibo.

Cuando la Orquesta Sinfónica estrenó esta obra en 1924, lo hizo sobre un comentario poético de Eduardo Marquina en el que alternan los versos de calidad y los mediocres. En conjunto se trata, una vez más en Beethoven, de enaltecer la lucha por la libertad desde su punto de vista humanístico y aceptando la interpretación libre de los hechos históricos seguida por Goethe. Todo marchó bien y la audiencia recibió con agrado este perfil beethoveniano cuya culminación es la obertura, "comienzo de una vía nueva según Liszt, para la música auroral del romanticismo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción