Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE suspende un acuerdo con el país americano

Bruselas
CONFLICTO PESQUERO.El apresamiento del pesquero gallego Estai por tres buques canadienses ha desencadenado un grave conflicto diplomático entre España y la Unión Europea, por un lado, y Canadá, por otro. El Gobierno español aseguraba ayer en un duro comunicado que se ha visto forzado a "reconsiderar sus relaciones con Canadá, reservándose el derecho a emprender aquellas acciones que estime oportunas". Mientras, las autoridades canadienses resistían las presiones de la diplomacia europea y retenían al buque congelador Estai y a su capitán, aunque dejaron libre al resto de la tripulación. También amenazaron con seguir deteniendo a todos los barcos que pesquen fletán en la zona.

Los quince estados miembros de la Unión Europea (UE) aprobaron ayer la primera medida de represalia contra Canadá al suspender un acuerdo de cooperación científico y técnico, cuyo visto bueno automático estaba previsto en el Consejo de ministros de Investigación que se celebraba en Bruselas. La condena rotunda de un acto "totalmente ilegal" ha sido aprobada por unanimidad. La UE pide la inmediata liberación del barco comunitario apresado, el español Estai y una indemnización por los daños causados, además de anunciar su intención de "reevaluar" el conjunto de las relaciones con Canadá.Con esta clarísima condena -cuya rápidez es inusual en los ámbitos comunitarios- los Quince reiteraron su rechazo a la moratoria de dos meses propuesta por Canadá en la zona. "La Comunidad respalda sin ninguna duda la presencia de los barcos en los caladeros% afirmaron fuentes diplomáticas españolas. "No hay ninguna razón para que los barcos comunitarios abandonen la zona", añadió un portavoz comunitario. La Comisión ha pedido la celebración de una reunión de urgencia, antes del 20 de marzo, de la NAFO (organización que agrupa a los países que fanean en el Atlántico noroccidental).

La presidencia francesa de turno de la UE también informó de la congelación del mandato de negociación con Canadá para iniciar una cooperación en los sectores del automóvil, aeronaútico o -entre otros- el de los productos químicos. La Comisión elaborará de aquí a la semana que viene un informe sobre posibles medidas adicionales de represalias que abarcan varios ámbitos incluyendo el comercial- cuyo visto bueno debe ser dado por los Quince.

La Comisión informó a los estados miembros de las diferentes reuniones bilaterales con Canadá previstas hasta finales de la presidencia francesa de turno de la UE. Los Quince estudiarán más adelante una posible "suspensión" de una reunión de cooperación política prevista para el 14 de marzo en París entre la troika comunitaria (compuesta por la presidencia de turno, la presidencia anterior y la posterior) y Canadá. La troika actual está formada por Francia, Alemania y España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de marzo de 1995