Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Justo Barboza enseña sus "dibujos opinión"

"Qué cosa", comentó Justo Barboza mientras observaba una caricatura particularmente gruesa: "Está uno intentando hacer esgrima y llegan éstos con un hacha". Esta autodefinición como esgrimista es particularmente afortunada para definir el trabajo de Justo Barboza (San Juan, Argentina, 1938), por cuanto su trabajo, en los más diversos soportes, se caracteriza por la sugerencia y la sutileza. Desde 1983, Justo Barboza se alterna con Raúl en la ilustración de la página de opinión de este periódico.Una exposición con una selección de sus dibujos en EL PAÍS, y que por razones diversas pueden constituir una obra autónoma, se exhibe en la galería Bennassar, de Madrid. Los dibujos elegidos sé agrupan bajo los epígrafes La identidad, Los semejantes, Emblemas del siglo XX y La risa. "No me siento hipotecado por la obligación de dialogar con un articulista, pues a mí me gusta el texto: naturalmente, unos textos me entusiasman, y otros no tanto, pero, en cualquier caso, intento que el trabajo, con independencia del artículo, no produzca un rechazo visual; el sentido de mi trabajo es el contrario".

"Como ilustrador, reivindico el derecho a dialogar con el articulista, pero, quizá por temperamento, creo que el articulista es el que tiene prioridad. Él es quien propone el diálogo, y lo que marca es el título, que a menudo me ayuda", añade.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de febrero de 1995