Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los periodistas vascos repudian en público las amenazas proferidas por KAS

Doscientos periodistas de Euskadi se concentraron ayer en El peine de los vientos de San Sebastián, obra del escultor vasco Eduardo Chillida, para expresar su rechazo a las amenazas de KAS -coordinadora en la que encuentra ETA- de atentar contra periodistas. 500. informadores de prensa, radio, televisión y agencias an suscrito un comunicado en el que, bajo el epígrafe ¡Nonos callarán!, se rechazan dichas amenazas.

En un reciente documento de KAS se planteaba la conveniencia de atentar contra periodistas, ya que consideran que Ios medios de comunicación se han convertido en un auténtico poder y en un instrumento fundamental de represión contra la izquierda abertzale".En el comunicado se deja claro que, no se va a ceder ante el chantaje de KAS, por "dignidad y sentido del deber profesional". Y se rechazan las advertencias y las coacciones". Los profesionales de las comunidades vasca y navarra reclaman "el derecho a la vida y a la paz y la defensa de la libertad de expresión". Y reiteran su compromiso de seguir trabajando a favor de la convivencia por una sociedad más tole rante y abierta.

La Asociación de Prensa Internacional, que representa en Bruselas a unos 900 periodistas, ha respaldado la declaración del colectivo y recuerda que siempre estará junto a aquellos que defienden la libertad de expresión, los valores de la democracia, el derecho a la vida y a la paz".

La Federación de Asociaciones de la Prensa se personó ayer ante la Fiscalía General del Estado en relación con el procedimiento abierto por el citado documento de KAS. En el escrito, se analizan los informes publicados en los medios de comunicación como pertenecientes a KAS y la ponencia de HB, por si contienen presuntos delitos de coacciones y amenazas, asi como la posibilidad que de los mismos se deduzca alguna responsabilidad en relación con la colaboración con banda armada.

¡No nos callarán!

"Las trabajadoras y los trabajadores de medios de comunicación abajo firmantes volvemos a reunimos hoy ante las amenazas de quienes admiten la posibilidad de atentar contra la vida de, alguien de nosotros. Queremos manifestar a la opinión pública que nuestra dignidad y nuestro sentido del deber profesional nos impiden ceder a este chantaje.Basta ya de advertencias. Basta ya de coacciones. No nos callarán. Esta sociedad ha demostrado reiteradamente que ninguna muerte va a alterar el rumbo elegido democráticamente por la mayoría de este pueblo. Reclamamos el derecho a la vida y a la paz, la defensa de la libertad de expresión. Reiteramos nuestro compromiso de seguir trabajando en favor de la convivencia por una sociedad más tolerante y abierta".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de febrero de 1995

Más información