Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Propuestos 17 nuevos juzgados para paliar el atasco judicial

Los divorcios, en los juzgados de Leganés tardan tres meses en resolverse; en los de Majadahonda, dos años. Un robo perpetrado en Alcalá de Henares se juzga cuatro meses después; mientras que en Villalba hay que esperar hasta 18 meses.Estos datos, según el grupo parlamentario regional de Izquierda Unida, demuestran el atasco que padecen algunos partidos judiciales situados en los municipios periféricos que abrazan la capital.

El diputado de Izquierda. Unida, Javier Doz, considera que las consecuencias de este bloqueo son graves. "Puede darse la circunstancia de que el atasco judicial que retrasa las sentencias haga que la efectividad de los derechos desaparezca. En algunos casos, puede llegar a ocurrir que la ejecución de la sentencia ya no sea posible", apunta Javier Doz.

La coalición presentó ayer en la Asamblea Regional una proposición no de ley para resolver este problema. La solución que plantea el grupo parlamentario es la construcción, sobre suelo municipal cedido al Ministerio de Justicia, de 17 nuevos juzgados en la Comunidad de Madrid, distribuidos entre los partidos judiciales de la periferia, donde actualmente funcionan un total de 71 juzgados. "

Reparto geográfico

El reparto geográfico en la región de los nuevos centros judiciales, según la propuesta de Izquierda Unida, quedaría de la siguiente manera: Torrejón. de Ardoz (dos nuevos juzgados), Navalcarnero (.1), Majadahonda (3), Coslada (2), Arganda del Rey (2), Collado Villalba (3), Parla (1), Fuenlabrada (2) y Colmenar Viejo (1).

Como medida urgente y hasta que se construyan los nuevos edificios de Justicia, Izquierda Unida propone al Ministerio de Justicia la adopción de medidas excepcionales para apoyar a los jueces que ahora trabajan en los municipios de Torrejón de Ardoz, Majadahonda, Coslada, Arganda del Rey, Collado Villalba y Fuenlabrada.

En los partidos judiciales situados en estos municipios se produce actualmente, según Izquierda Unida, el mayor embotellamiento de casos.

Mientras que el titular de un juzgado localizado en Móstoles o Leganés atiende anualmente entre 300 y 400 casos, un juez de Majadahonda o Villalba recibe en el mismo tiempo entre 800 y 1.100 asuntos.

Izquierda Unida ha registrado también en la Asamblea de Madrid otra proposición no de ley reclamando la creación de una Dirección General de Justicia en la Comunidad.

Este departamento serviría para estudiar las necesidades de los juzgados de, la región, comenzando por los de la periferia, según explica Javier Doz.

En la capital los problemas de obstrucción por exceso de trabajo en los juzgados son mucho menores, según Izquierda Unida, que en la periferia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de febrero de 1995