El Ministerio ruso de Defensa pide recortar la libertad de prensa por la crisis chechena

El defensor del pueblo de Rusia, Serguéi Kovaliov, y representantes de una cuarentena de organizaciones cívicas y políticas avalaron ayer la fundación en Moscú de un movimiento pacifista para coordinar acciones contra el derramamiento de sangre en Chechenia. Kovalióv también explicó ayer que ha abandonado la Comisión de Vigilancia de los Derechos Humanos creada por el Kremlin porque ésta no cumple su labor. El Ministerio de Defensa, mientras, presionaba a los dirigentes del Estado para que limiten la libertad de prensa en relación al Ejército.En un llamamiento a la opinión pública, los fundadores del movimiento -denominado Por la Paz y la Libertad- advirtieron contra el peligro de un "régimen totalitario" y una "guerra civil de todos contra todos". Entre los firmantes del llamamiento estaban la organización de Madres de Soldados de Rusia, el grupo Memorial, la sección moscovita del grupo de Helsinki y diputados reformistas de la Duma Estatal (Cámara baja) del Parlamento.

Mientras tanto, el diario Krasnaia Zvesda, el órgano del Ejército, publicaba ayer otro llamamiento -dirigido esta vez al presidente Borís Yeltsin y a los máximos cargos del Estado- en el que se acusa a los medios de comunicación de ser instrumento de una "bien planeada y organizada campaña de guerra psicológica e informativa contra Rusia".

Según un informe atribuido a un oficial de alta graduación que publicaba ayer el diario Novaia Ezhednévnaia Gazeta, al intervenir militarmente en Chechenia, la dirección del Ejército ruso no se había preparado para una guerra sino para un paseo militar en el que ni siquiera se habían distribuido las misiones ni se había hecho un trabajo de reconocimiento previo de las rutas a seguir.

La agencia de noticias Interfax, citando fuentes oficiales, difundió ayer que el número de rebeldes muertos a manos del Ejército ruso en estas siete semanas de combates asciende a 4.836, mientras que hace unos días el ministro del Interior cifró en 617 el número de rusos fallecidos. La misma fuente añadió que las tropas rusas han apresado a 333 chechenos. Ayer continuaban los bombardeos sobre Grozni.

Amenazas de Dudáiev

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El líder de la república secesionista, Dhzojar Dudáiev, aseguró que si continúa el ataque ruso a Chechenia, "no habrá tanques capaces de proteger Moscú" Dudáiev añadió que sus tropas han iniciado "una preparación intensiva para realizar operaciones en todo el territorio de la Federación Rusa". Cuando se le preguntó cómo pensaba hacerlo, dijo que "no hay ninguna dificultad en quemar ciudades", informa Reuter.

Por otra parte, unas 10.000 personas se manifestaron ayer ante el Palacio de Invierno de San Petersburgo. (antigua Leningrado) en protesta contra las actuación de Yeltsin.

Sobre la firma

Pilar Bonet

Es periodista y analista. Durante 34 años fue corresponsal de EL PAÍS en la URSS, Rusia y espacio postsoviético.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS