Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"Ni toleré el GAL ni lo consentí ni lo organicé"

Si los jueces establecen la responsabilidad de cualquiera, yo asumiré la que me corresponda"

Felipe González respondió durante media hora, de nueve y media a diez de la noche, a las preguntas formuladas por el periodista Iñaki Gabilondo en TVE- 1. Reproducimos un amplio extracto de la entrevista: Pregunta. ¿Organizó usted los GAL?

Respuesta. Jamás se me hubiera ocurrido. Yo soy un demócrata de toda la vida, convencido de que sólo se pueden utilizar instrumentos democráticos para luchar contra el crimen.

P. ¿Autorizó usted la guerra sucia contra ETA?

R. Nunca autoricé ni nunca encubrí. Es más, he ordenado al ministro de Justicia e Interior que presente, una querella contra quien hace una afirmación respecto del Gobierno como la que hoy ha aparecido en la prensa.

P. ¿Toleró usted eso en algún momento, porque le resultaba útil para la guerra ... ?

R. Repito que en ningún caso. Ni lo toleré ni lo consentí, ni mucho menos lo organicé, obviamente.

P. Felipe Alcaraz [diputado de Izquierda Unida] decía hace un momento en el Telediario: "Ya está claro, Felipe González es el señor X".

R. Creo que tendrá que asumir su propia responsabilidad el señor Alcaraz y demostrarlo.

P. ¿Está usted muy enfadado?

R. No, enfadado no estoy. Yo no suelo enfadarme. Lo que pasa es que tengo convicciones que son muy profundas y no estoy dispuesto a que las ponga en entredicho nadie, ni Felipe Alcaraz ni nadie, y mucho menos dos condenados por los tribunales de justicia en sentencia firme.

P. ¿Comprendió usted, entendió que naciera el GAL?

R. En absoluto. Ha habido episodios de esos en la democracia, y yo nunca he dado ningún tipo de cobertura ni siquiera explicativa. Siempre he condenado cualquier acción que no sea una acción legal.

P. En las últimas semanas han surgido muchas voces que han tratado de contextualizar lo ocurrido para comprenderlo, entre comillas. ¿Está usted entre los que están contextualizando lo que ocurrió en- 1983? [González interrumpe el final de la pregunta].

R. Yo no he hecho ninguna contextualización. La lucha contra el terrorismo es una lucha desigual, porque nosotros tenemos que utilizar los instrumentos de la ley y los terroristas utilizan todos los instrumentos para matar o para extorsionar, hasta el punto de que ha habido muchas víctimas del terrorismo, muchas: 867. Por consiguiente, estamos en una situación muy dura o hemos vivido y vivimos una situación muy dura de lucha contra el terrorismo, pero yo nunca he contextualizado esa lucha, que siempre he pretendido que sea una lucha democrática y una lucha transparente.

P. Señor presidente, y ¿por qué sabe usted que no se va a descubrir nada que afecte al Gobierno?

R. Mire, recuerdo que me hizo' una pregunta un periodista estando de visita en una residencia de ancianos exactamente diciéndome: "¿Y si se demuestra que el Gobierno ha participado de alguna manera en la creación de los GAL?". Y yo contesté: "Mire usted, ésa es una hipótesis imposible, porque nunca lo ha hecho y, por consiguiente, es imposible que algún día se pueda demostrar esto".

P. ¿La cúpula de la lucha antiterrorista es [parte del] Gobierno?

R. La cúpula de la lucha antiterrorista son funcionarios, no son Gobiernos, pero son funcionarios que dependen del Gobierno en toda la lucha contra el terrorismo, y me parece que siempre han cumplido con absoluta lealtad, con una gran fidelidad a la democracia.

P. ¿El director general de la Seguridad del Estado es Estado?

R. Es Estado sin duda alguna. Claro, no se puede decir que sea el Gobierno, pero, desde luego, es Estado, y me parece que ha prestado un gran servicio a la sociedad española.

P. Acabamos de saber que ha sido decretada orden de detención para el secretario personal que fue del señor Vera [Rafael Vera, ex secretario de Estado para la Seguridad] por el asunto famoso del dinero. Se están produciendo, al parecer, en los procesos de investigación aproximaciones que estarían implicando a personas que difícilmente se pueden considerar, no responsabilidad del Gobierno.

R. Mire, hoy han dicho en la prensa que el Gobierno ordenó el pago de 200 millones de pesetas a los señores Amedo y Domínguez, y yo he dicho al, ministro de Justicia inmediatamente que presente una querella contra quien hace esa afirmación, porque es absolutamente falsa. No tiene ningún fundamento.

P. Si lo hubiera ordenado un ministro de Interior, ¿podríamos decir que el Gobierno estaba implicado?

R. Sin duda forma parte del Gobierno el ministro de Interior, pero es que no es verdad.

P. ¿Y un secretario de Estado no es una responsabilidad del Gobierno?

R. Sin duda es una responsabilidad próxima al Gobierno. Cuando se habla del Gobierno es el Gobierno, pero bueno, de todas maneras, es que es falsa la información. El propio secretario de Estado [Rafael Vera] lo ha dicho.

P. Si pasados entonces los días, repitiendo la pregunta de ese colega al que usted se refiere, se terminara descubriendo responsabilidad de personalidades de la cúpula de determinados ministerios, como el Ministerio del Interior...

R. Es que no es un talante democrático eso. Yo parto de un presupuesto democático que me parece que todos tenemos que defender: presumir la inocencia de las personas y no la culpabilidad. Cuando se demuestre la culpabilidad de una persona podemos decir: hay una sentencia firme condenando a una persona. Es el caso del señor Amedo y el señor Domínguez, pero no es el caso de los demás. ¿Cómo podemos hacer hipótesis que presuman la culpabilidad de personas que han tenido una gran responsabilidad en la lucha contra el terrorismo?

P. ¿No nos podemos imaginar inquietos los demócratas de este país por que pudiera darse esta circunstancia y por tanto necesitamos que el presidente del Gobierno... [González le interrumpe].

R. Vamos a ver, sería mucho más inquietante que estuviéramos presumiendo la culpabilidad como demócratas. Eso sería la Inquisición, el demostrar la no culpabilidad, simplemente por una imputación que no tiene fundamento. No podemos los demócratas dar credibilidad a lo que digan dos condenados en declaraciones a un medio.

P. Lo que pasa es que no solamente es lo que digan dos condenados en declaraciones a un medio. Es que en este momento están detenidos, aunque actúa sobre ellos la presunción de inocencia, están detenidos sin duda y hay unas grandes personalidades de la lucha antiterrorista que nos hacen temer que pudieran darse evidencias que terminaran siendo verdaderamente carga de dinamita contra... [González le vuelve a interrumpir].

R. Vamos a ver, de nuevo le digo que hay que presumir, como es natural en democracia, la inocencia de las personas incluso cuando están en una. situación de privación de libertad, y hay que respetar y respetar seriamente la independencia de los jueces, que bajo su responsabilidad toman esa decísión, y yo estoy dispuesto a respetarla, pero desde luego no estoy dispuesto a hacer un juicio de valor ni estoy dispuesto a condenar a ninguna persona simplemente porque haya un juez que haya decidido la privación de libertad.

P. Usted, por tanto, no tiene absolutamente ninguna pista, ningún dató que pueda... Vamos no sabe absolutamente nada del GAL, absolutamente nada.

R. No, no. Yo sé lo mismo que sabe usted y lo mismo que sabe mucha gente porque se ha informado mucho.

P. Pero no más.

R. Pero, ¿por qué voy a saber más? Ha habido investigaciones judiciales que siempre han sido investigaciones acompañadas del esfuerzo de la policía para esclarecer los hechos, y eso es lo que ha ocurrido con el GAL desde hace 10 años u 11 años en que esta historia empieza. Por consiguiente, ha habido una participación de las propias fuerzas de la Policía Judicial en el esclarecimiento de los hechos. Por tanto, ¿qué es lo que tienen que saber los ciudadanos? Es que el Gobierno no está detrás como se dice del GAL o como he oído decir a un señor que espero que asuma su responsabilidad, que espero que la asuma seriamente, diciendo que yo soy el señor X. Lo que tienen que saber los ciudadanos es que eso es falso, radicalmente falso y como es falso vamos a reaccionar querellándonos contra quien lo afirme.

P. Tiene usted en este momento, deduzco entonces, el máximo interés en que se esclarezca absolutamente todo lo que tiene que ver sobre el GAL.

R. Sin duda alguna.

P. Por tanto, apoya y anima al señor Garzón a que continúe hasta sus últimas... [González le interrumpe].

R. Yo no tengo por qué animarlo. Él tiene una misión que cumplir y debe cumplirla. Lo que tengo es que respetar su actuación y su independencia, y eso lo tiene absolutamente garantizado y lo sabe muy bien el señor Garzón.

P. Si pasado un cierto tiempo entonces, y con esto concluimos este capítulo, si pasado un cierto tiempo, se dedujeran implicaciones de personalidades del Ministerio del Interior responsables de lucha antiterrorista, ¿usted seguiría considerando que el Gobierno no estaría implicado en el caso?

R. Repito que usted parte de una hipótesis que me parece peligrosa en democracia, que es la hipótesis de presumir que puede haber implicaciones de responsables.

P. No, de temerlo, de temerlo. Como muchos ciudadanos en este país. Es sencillamente lo que le traslado.

R. No, claro. ¿Qué diferencia hay entre temer y presumir que ... ? Yo creo que hay que presumir la inocencia de las personas. Mire, no se trata de contextualizar nada como es natural, la lucha contra el terrorismo es un tema muy serio en el país. Que no ha acabado todavía. Es un tema muy serio. Por consiguiente, hay que tener respeto a las personas que luchan contra el terrorismo arriesgando su propia vida. Incluso en una situación de dificultad como la actual, hay que presumir la inocencia de esas personas, pero, en todo caso, si los jueces establecen cualquier responsabilidad de cualquiera, yo asumiré la responsabilidad que a mí me corresponda. Eso no le quepa la menor duda. Y siempre lo he dicho y lo he hecho políticamente.

P. Apelo en este momento al demócrata y al campeón del Estado de derecho. ¿Cómo calificaría a un Gobierno que hubiera practicado la guerra sucia contra el terrorismo? Porque yo creo que se han comentado algunos ejemplos internacionales con alguna admiración.

R. Yo creo que eso no tiene justificación. Así de claro.

P. Bueno. Está afectando este tema a todos los asuntos... Perdón, el caso de Juan de Justo que hemos visto, nos lleva al tema de los fondos reservados y del dinero. ¿Usted no tenía ni noticia de que hubiera un dinero que se estuviera pagando a nadie?

R. Es que yo creo que no es verdad. Es que yo creo que no es verdad. Mire usted, sobre los fondos reservados le voy a decir algo que me parece serio. Todos los países democráticos necesitan el uso de fondos reservados.

para defender a las instituciones democráticas y al Estado de derecho. Todos. No hay ni una sola excepción. ¿Qué es lo que ocurre? Que mentir sobre fondos reservados es muy fácil. Yo a veces tengo la tentación de decir, bueno, por qué no explico a la gente qué pasa con los fondos reservados. Pero, claro, no sólo el sentido de la responsabilidad, sino la propia ley prohíbe a los responsables políticos hablar de fondos reservados. Ahora, es muy fácil, por consiguiente, hacer imputaciones sobre fondos reservados. Hay incluso un procedimiento judicial abierto. Esperemos a ver qué es lo que dicen los jueces, pero desde luego lo que tiene que quedar perfectamente claro para todo el mundo es que los fondos reservados en todos los Estados democráticos se utilizan para la defensa del propio Estado democrático. Y no hay una sola excepción, ni una sola excepción. Y son reservados, porque no se puede declarar su naturaleza. Y eso lo comprende todo demócrata. Claro, quien no entiende qué es la democracia, no lo entiende, o puede estar utilizándolo de manera torticera.

P. Sí, pero lo que no he entendido muy bien es por qué ha dicho que es falsa la imputación de que había un dinero que había viajado camino de Suiza para pagar...

R. Repito. La imputación esta mañana ha sido clara: el Gobierno ha ordenado que se pague no se qué cantidad, 200 millones de pesetas, a los señores Amedo y Domínguez. Es falso. Y además lo vamos a demostrar, porque nos vamos a querellar contra quien lo ha dicho.

P. Este asunto está afectando de una forma sustancial a casi todo, decíamos. En este país, la economía, escuchábamos, está dando unos disgustos de grueso calibre. La Bolsa se ha venido abajo, lleva haciéndolo bastantes días. La peseta frente al marco ha llegado a sus. mínimos hoy también. El Financial Times y el Wall Street Journal dedican- hoy editoriales a nuestro país y hablan de incertidumbre, de inquied, de desasosiego.

R. Dejemos las incertidumbres que no son necesarias. Yo creo que hay una cierta repercusión de la situación política en la situación económica. Creo que es más importante controlar el déficit [...] que toda esta discusión que tenemos. [...] La situación de la economía es mejor de lo que habíamos esperado hace sólo seis o siete. meses u ocho meses. El crecimiento va a ser de un 2% y hoy ya se sabe la noticia de que habrá 150.000 parados menos en el año 94, y quiero recordarle que esperábamos 120.000 más. Por tanto, la diferencia es una diferencia sustancial y esto va a continuar así. Lo que pasa es que cuando se dice que hay una crisis política que afecta a la recuperación de la economía porque hay dos personas condenadas que están haciendo imputaciones en declaraciones de prensa, yo creo que no se le puede dar pábulo a eso y, desde luego, tenemos que tener un poco más de firmeza, de serenidad y de seriedad como responsables políticos, porque esto no puede afectar a nuestro país, no puede afectar a la marcha de la economía y menos a la estabilidad. ¿Por qué va a afectar a la estabilidad política?

P. ¿Tiene usted, por cierto, una opinión sobre la razón por la que Amedo y Domínguez han recuperado de repente la memoria?

R. Mire, yo no debería dar ningún tipo de opinión que interfiriera ni directa ni indirectamente en lo que puede ser una tarea judicial, ¿no? Por consiguiente, ¿por qué voy a dar una opinión? Cada ciudadano se hace su composición de lugar. Que han dicho una cosa antes y ahora dicen otra, también es una valoración que tienen que hacer los tribunales. Si yo hiciera una valoración probablemente alguien pensaría que estoy interfiriéndome.

P. Perdone, ¿comparte el punto de vista de Barrionuevo, de que Garzón está movido por intereses non sanctos en esta investigación?

R. A ver. Barrionuevo es una persona a la que se le han hecho una serie de imputaciones y tiene derecho a defenderse. Yo creo que ha sido muy buen ministro del Interior [...] pero yo no comparto su opinión sobre los jueces. Yo creo que, incluso, en el límite del debate político, teniendo derecho cada uno a opinar lo que quiera, yo creo que no debía haber dado esa opinión.

P. Por cierto, cómo acabó usted con Garzón?

R. Pues yo no cabé mal. No hace mucho tiempo que le vi [...].

P. Decía usted lo de la economía, que trae buenas noticias por el lado del paro. Pero en relación con la incertidumbre, el editorial del Financial Times decía: "Para recuerar el control de la situación el señor González debe encontrar un sucesor potencial que le ayude, pero el paso más importante es simplemente, gobernar".

R. Creo que sí, que la decisión e gobernar es una decisión abolutamente clara, absolutamente adoptada. No sólo hemos tomado una serie de medidas imortantes los últimos meses [...] sino que tenemos un paquete de reformas importantísimas. Y además estamos totalmente de acuerdo con el apoyo parlamentario que tenemos de Convergència i Unió en las prioridades de reducción del déficit [...]

P. Y respecto, perdone, esto de que debe encontrar un sucesor potencial que le ayude.

R. Ayudas tengo muchas y me parece bien. Es una opinión, me imagino, de alguien que ha hecho el editorial y me parece incluso razonable que haya alguien que opine que tengo que encontrar un sucesor que me' ayude. Me ayudan todos los ministros y todos los miembros del Gobierno, pero en fin, si hubiera otro que me ayudara, pues también estaría bien.

P. Y el Wall Street Journal dice que España es un país de alto riesgo para la inversión, habla de inestabilidad.

R. No comparto esa idea. Yo creo que se está introduciendo esa idea de manera poco razonable. Desde el punto de vista político ¿en qué consiste la estabilidad de un Gobierno?, la estabilidad para hacer cosas, ¿eh?, no la estabilidad por la estabilidad. La estabilidad para hacer las reformas que el país necesita. La estabilidad de un Gobierno consiste en el apoyo parlamentario que tenga y en el desarrollo de su propio programa. Yo tengo unos compromisos electorales que estoy cumpliendo y voy a seguir cumpliendo. [...] Le aseguro que no va a haber inestabilidad de Gobierno ni va a haber precipitación electoral.

P. Perdóneme, señor presidente, pero ¿esto que estamos viviendo.es estabilidad?

R. Sí. Yo creo que se confunden los términos. Creo que hay un problema o, una serie de problemas y hay algunos problemas que son serios, pero esto es algo que ocurre desde el punto de vista de la tarea de Gobierno y no pone en cuestión la estabilidad. [...]

P. Cómo interpreta usted que los catalanes hayan confirmado su apoyo al Gobierno pero que se mantengan en compás de espera a la vista de los acontecimientos?

R. Sí; hombre, siempre va a ser así el apoyo parlamentario de CiU. Ha sido así desde el principio. Y yo lo que agradezco es que de nuevo reiteren y reiteren con seriedad que el apoyo parlamentario lo vamos a tener

P. Disculpe, pero ¿no quiere decir que se está. desconfiando, que todo esto que estamos comentando, el tema GAL, ha introducido un elemento verdadero de desconfianza en la sociedad?

R. Yo creo que no. Creo que la inmensa mayoría de los ciudadanos confía. Y confían en un Gobierno que tiene que tomar decisiones y decisiones que son serias desde el punto de vista de la recuperación, repito, y desde el punto de vista de la reforma, y que está absolutamente dispuesto a tomarlas.

P. Y lo que ha dicho de que no va a haber anticipo de elecciones, también hemos escuchado a Álvarez Cascos decir que los plazos máximos de la resistencia, de la musculatura política social, están en la misma cita de las municipales y autonómicas.

R. Respeto las opiniones que puede dar la oposición. En el mes de julio del año pasado pidieron elecciones anticipadas, en el mes de septiembre del año pasado las volvieron a pedir, en julio se decía, bueno, con este Gobierno no va a facilitarse la recuperación; ahora se dice 'con este Gobierno la recuperación puede que no continúe'. Ya se admite que hay una recuperación económica importante, incluso una recuperación en el tema que casi siempre se retrasa más, que es el empleo. [...] Normalmente, se tiene el hábito de pensar que las legislaturas deben agotarse, que los Gobiernos son elegidos, para cuatro años y que hay que respetar la voluntad de los ciudadanos. Hay varios procedimientos para que un Gobierno sea sustituido. Uno, el más normal, democrático por excelencia, es el de la convocatoria de elecciones en su tiempo; hay otro que es la moción de censura y la sustitución de un Gobierno por otro [...] Y esos están todos a nuestra disposición. Y hay otro que es el que el presidente del Gobierno, que es a quien se lo atribuye la Constitución, decida que es mejor anticipar elecciones que esperar el periodo normal de legislatura. Yo no estoy en la tesitura de anticipar elecciones, quiero dejarlo claro, despejado, para no tener que insistir.

P. Hablemos de dos encuestas. Una de ellas dice: si se celebraran hoy elecciones [...] ganaría el Partido Popular con un 40%, podría obtener mayoría absoluta. ¿Esta posibilidad es la que más aleja, justamente, esta disolución de las cámaras?

R. No, en absoluto. En absoluto. [...] He demostrado suficientemente que antepongo los intereses generales del país a cualquier interés partidario y, desde luego, a cualquier interés personal.

P. Y otra encuesta, la que dice que un 60% de la población cree que el Gobierno puede estar implicado en el caso GAL.

R. Yo... Es que claro, una encuesta en una situación como la que estamos viviendo depende de cómo se haga. Yo creo que eso no tiene rigor, creo que la inmensa mayoría de la población rechaza cualquier tipo de actividad que no sea ajustada a la legalidad y eso me parece positivo.

P. Pero ¿tienen aliento todavía este Gobierno y este partido para continuar adelante con, esta legislatura?. ¿No está más empecinado en la acción que empeñado con ilusión en una acción?.

R. Creo que no, creo que tenemos un proyecto político que es un proyecto político que ha producido una gran transformación de nuestro país, algo que ahora trata de olvidarse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de enero de 1995

Más información

  • "Es falso que yo sea el 'señor x' y vamos a querellarnos contra quien lo afirme"Es falso que el Gobíerno pagara 200 millones a Amedo y Domínguez "No estoy en la tesitura de anticipar elecciones, quiero dejarlo claro, despejado' "La situación de la economía es mejor de lo que habiámos esperado hace sólo seis meses"