José Ortega Cano se recupera de una gravísima cogida sufrida en Colombia

Permanece en la UCI tras ser herido en el costado derecho

José Ortega Cano sufrió el pasado jueves. una gravísima comada en la feria taurina de la ciudad colombiana de Cartagena de Indias. El diestro -que tiene previsto contraer matrimonio el próximo 17 de febrero en Sevilla con la popular cantante Rocío Jurado está ingresado en la UCI de una clínica y en las últimas horas experimenté, una evolución favorable. La cantante declaró ayer a RNE: "Ha sido un momento muy malo, pero parece que ha sido un milagro, estoy dando gracias a Dios". "Hubo momentos en que creímos que se moria dijo su apoderado, Rafael CorbeIle. El torero será operado hoy por tercera vez.

En la pasada madrugada, hora española, se emitió un parte médico en el que se dice que la situación del torero "es estable y sin alteración de los signos vitales". Ortega Cano, de 41 años, permanecerá en la UCI durante 48 horas más para prevenir posibles infecciones u otras complicaciones, aunque hoy será sometido a una nueva intervención quirúrgica, con anestesia general, para quitarle el taponamiento de las compresas que le pusieron para evitar hemorragias, según señaló el doctor Bernal, que le atiende en el Hospital Universitario, donde se encuentra ingresado.Sera la tercera operación que sufra el torero, ya que fue intervenido en la enfermería inmediatamente después de la cogida y, después, en el hospital, precisó el doctor Dueñas, uno de los que participó en ambas operaciones y quien calificó el estado de gravísimo en un principio.

El percance de Ortega Cano le afecta al costado derecho, en cuya fosa lumbar le penetró 15 centímetros el pitón derecho del primer toro de la corrida inaugural de la feria de Cartagena de Indias, celebrada el pasado jueves. El toro, de nombre Buenmocito y 435kilos de peso, le volteó en cinco ocasiones. El percance fue muy espectacular porque le entró más de medio pitón y hubo instantes de tensión en la enfermería, según Rafael Corbelle, apoderado del torero, quien admite que "hubo momentos en que creímos que se moría".

Una vez trasladado al hospital se presentaron la madre del torero, Juana Cano, que le acompaña por primera vez a tierras americanas, y Rocío Jurado, que tuvo "lógicas reacciones de histerismo", explicó Corbelle.

Rocio Jurado

En declaraciones a Radio Nacional de España (RNE), Rocío Jurado -que no se encontraba en la plaza- afirmó ayer: "Ha sido un momento muy malo, pero parece que ha salido un milagro, estoy dando gracias a Dios. El mismo me lo ha dicho: "ha sido muy grave, Rocio, muy grave". Respecto a la boda prevista para el próximo mes, la cantante señaló: "Eso no tiene ninguna importancia, comparado con que él esté bien".

La lesión no interesó órganos vitales pero provocó grandes destrozos y rozó la vena cava superior -que si hubiera resultado seccionada, habría tenido consecuencias fatales-, según el dictamen de los cirujanos, uno de los cuales, el doctor Viera, agregó que era "una herida muy fea y contaminada".

Según las primeras informaciones, salvo que se produzcan complicaciones en los próximos días, Ortega Cano tendrá que someterse a una convalecencia de al menos 20 o 25 días, tras permanece en el hospital un mínimo de 10 o 12 días. "Necesitará al menos menos y medio para volver a torear", dijo Corbelle, quien añadió que, no obstante, el percance no le impedirá contraer matrimonio en la fecha prevista. Primero hay que recuperar al hombre", concluyó.

Corbelle avisó ayer a Zaragoza al doctor Val Carreres, amigo personal de Ortega Cano y al que atendió hace años cuando sufrió otro percance muy grave, para que se desplace a Colombia y siga evolución del proceso. Rock Carrasco, hija de Rocío Jurado dijo que todos se habían llevado "un susto de muerte, del que aún no nos hemos recuperado".

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS