Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El óxido nítrico es el desencadenante de la erección

El oxígeno es el desencadenante de la larga serie de sucesos bioquímicos que conducen a la erección, según los trabajos desarrollados en la Universidad de Boston (EE UU) por el grupo de Íñigo Sáenz de Tejada, que impartió recientemente un seminario en el Centro de Investigaciones Biológicas. "En la última década, el avance en el conocimiento de estos mecanismos ha sido espectacular", afirma este experto. Globalmente se sabía ya que en la erección llamada central los estímulos visuales y olfativos se procesan en los centros talámicos del cerebro y que la información viaja por los nervios hasta el pene pasando por los centros sacro y simpático de la médula espinal. Habitualmente, la erección sexual combina estas vías con una respuesta refleja -la orden no pasa por el cerebro- a caricias en el pene.Y así, la erección se produce finalmente cuando la sangre entra en el pene y queda atrapada. bajo presión en el esponjoso tejido de los cuerpos cavernosos, para lo cual el músculo liso que rodea estos tejidos y el de los vasos sanguíneos tendrá antes que haberse relajado. "El tono muscular se regula por un balance en la secreción de diversas sustancias ya constrictoras, ya relajantes, por parte de los nervios (que liberan neurotransmisores) y del endotelio (la capa de células que tapiza los tejidos y que está en contacto directo con la sangre)", explica Sáenz de Tejada.

Las sustancias responsables de la erección eran un misterio hasta que en el laboratorio dirigido por Sáenz de Tejada se descubrió que el óxido nítrico, el famoso NO, nombrado molécula del año en 1992 por la revista Science, cumplía también aquí un papel principal.

Síntesis bloqueada

Sin NO no había erección, pero los investigadores descendieron a un nivel aún más básico y en contraron que la producción de esta molécula depende enteramente de la cantidad de oxígeno en la sangre del pene. "Exponiendo tejido de cuerpo cavernoso de conejo a presiones parciales de oxígeno bajas (entre 25 y 35 milímetros de mercurio) se bloquea la síntesis de NO, al contrario que si hay concentración alta de oxígeno molecular", dice Sáenz de Tejada. "Esto explica", prosigue, la impotencia en personas con problemas vasculares, ya que no entra suficiente sangre en el pene, ni oxígeno con ella. También introduce la idea de que las normalmente tres o cinco erecciones nocturnas son una puesta apunto, necesaria dadas las bajas concentraciones de oxígeno presentes en el pene la mayor parte del tiempo, cuando está fláccido".

Además, este equipo estudió lo que ocurría en los tejidos de cuerpo cavernoso sometidos crónicamente a estados de hipoxia, como en el caso de pacientes con impotencia. "Desarrollan alteraciones estructurales cuyo efecto, entre otros, es la pérdida de distendibilidad en el tejido. Son los estadios avanzados de la disfunción eréctil, y se conectan con la falta permanente de oxígeno".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de enero de 1995

Más información

  • BIOQUÍMICA LAS FUNCIONES DEL OXÍGENO