Siria rechaza las condiciones propuestas por Israel sobre los altos del Golán

Siria arrojó ayer un cubo de agua fría sobre las tenues esperanzas de un acuerdo de paz con Israel afirmando que las condiciones pro puestas por el Estado israelí durante negociaciones secretas celebradas en Washington este fin de semana son inaceptables. Con todo, Siria e Israel, al reanudar contactos que. permanecieron bloqueados durante 10 meses, no han cerrado del todo la puerta para conversaciones futuras.

Para la primera semana de enero está prevista una gira del coordinador norteamericano Dennis Ross, por cuya intermediación sirios e israelíes podrían seguir discutiendo el establecimiento de "mecanismos de seguridad" en los ocupados altos del Golán.Los contactos de Washington fueron los de más alto nivel hasta la fecha. Estuvieron dirigidos por el embajador israelí Itamar Rabinovich y su homólogo sirio Walid al Mualem, pero esta vez ambos estuvieron acompañados de oficiales mili tares de alto rango: los genera les Ehud Barak y Hikmat Shihabi. La participación de Shi habi, la más alta autoridad siria que participa en negociaciones directas con Israel desde la con ferencia de paz celebrada en Madrid en octubre de 1991, fue inicialmente interpretada como una señal de progreso limitado pero inminente.

Sin embárgo, SANA, la agencia oficial de noticias siria, dijo ayer que no es momento para hacerse ilusiones. "Las reuniones concebidas para el intercambio de puntos de vista entre Siria e Israel terminaron en Washington sin lograr resultado específico alguno", dijo la agencia. La agencia israelí Itim. había creado enorme expectación cuando anunció el pasado sábado que las conversaciones de Washington habían producido "progreso sustancial",y que ambas partes habían logrado acuerdos en cuatro puntos: áreas desmilitarizadas en ambos lados de la frontera, establecimiento de zonas de contención (buffer zones) y reducción de fuerzas, establecimiento de estaciones de vigilancia y supervisión mutua de movimientos militares y creación de un mecanismo para supervisar los acuerdos.

"El lado israelí siguió planteando demandas imposibles que nada tienen que ver con las resoluciones y la Carta de la ONU sobre las cuales se baga la conferencia de paz", dijo SANA. El diario oficial Al Baaz señaló que el desacuerdo nació de la insistencia israelí a mantener puestos militares de observación en los altos del Golán.

[En medio de los movimientos diplomáticos, el primer ministro israelí, Isaac Rabin, efectuó ayer una viaje sorpresa al sultanato de Omán, informa Reuter, en lo que constituye la primera visita pública de un dirigente israelí a un estado del Golfo Pérsico. En el viaje, que durará 24 horas, Rabin se entrevistó con el sultán Qaboos Bin Said, con quien habló del proceso de paz en la zona].

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS