El Ejército mexicano se acerca a la selva controlada por los zapatistas

Ejército mexicano ha aprovechado el fin de semana navideño para acercarse a la zona de la selva Lacandona controlada por los zapatistas. Ambas partes parecen evitar un conflicto directo. Lo demostraron la pasada semana, tras la toma de 38 municipios por los guerrilleros y su desalojo por las Fuerzas Armadas.

En las últimas operaciones terrestres y aéreas, los soldados han ocupado los cuarteles de los poblados de Flor de Café y Amparo Agua Tinta, abandonados cuando estalló la insurrección el 1 de enero pasado. Tropas del Ejército instalaron un nuevo retén a corta distancia de los zapatistas, en el par que turístico Lagos de Montebello. Es la primera vez, desde el 12 de enero, cuando se decretó el alto el fuego, general, que las FF AA se adentran en la selva Lacandona, cercando prácticamente a los rebeldes, físicamente aislados desde que se prohibió la libre circulación a los ajenos de la región.

Mientras disminuye la distancia entre el Ejército y los guerrilleros, el obispo de San Cristóbal de las Casas, Samuel Ruiz, se mostró contento con su reegalo navideño: el Gobierno reconoció a la Comisión Nacional de Intermediación (Conai), creada por el obispo y los intelectuales por él propuestos como mediadores.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción