Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNALES

La cancelación errónea de una Visa costará 10 millones a los responsables

Diez Millones de pesetas, más intereses, costará a dos entidades bancarias la cancelación errónea de una tarjeta Visa, que impidió a la viuda de su titular beneficiarse de la indemnización que le correspondía por el seguro de accidentes anejo a la tarjeta. El Tribunal Supremo ha confirmado, que la cancelación de la tarjeta privó a su usuario de la obtención de un billete de avión con seguro de vida incorporado, pero ha rebajado la indemnización, inicialmente fijada en 20 millones de pesetas, a la mitad.Este caso se remonta a 1985 cuando Juan Manuel Rodríguez García viajaba frecuentemente de Madrid a Bilbao. Los billetes los pagaba con su tarjeta Visa, expedida por el Banco Hispano Americano, que tenía concertado un seguro en favor de sus clientes por un máximo dé 20 millones de pesetas para caso de accidente. Al intentar sacar un billete de avión para el día siguiente, la agencia de viajes le comunicó que su tarjeta había, sido cancelada. Acudió al banco, que reconoció la cancelación errónea, por confusión con otro cliente de igual hombre y apellidos que carecia de saldo. Le aconsejaron que pidiera una nueva tarjeta, pero el billete hubo de comprarlo sin cargo a la Visa.

El avión en el que viajó Rodríguez el 19 de febrero de 1985 sufrió el accidente del monte Oiz, en el que perecieron todos sus ocupantes. La viuda acudió a los tribunales, que condenaron al banco y a Sistema 4B a abonarle solidariamente 20 millones de pesetas. La Sala Primera de lo Civil del Tribunal Supremo ha rebajado la condena a la mitad, por estimar que, aunque el banco fue responsable, también. el perjudicado pudo "fácilmente" y por sólo 330 pesetas, concertar un seguro análogo "para ese concreto viaje aéreo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de noviembre de 1994