Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desmantelada en Francia una red de apoyo al GIA

La policía francesa desmanteló ayer en los alrededores de París una red de apoyo y cobertura del Grupo Islámico Armado (GIA) argelino, organización extremista a la que se atribuye la mayoría de los asesinatos de ciudadanos extranjeros perpetrados en los dos últimos años en el país magrebí.La redada, en la que más de 80 personas fueron detenidas, permitió descubrir un depósito de, armamento con una docena de fusiles Kalashnikov, una cantidad indeterminada de fusiles de asalto, pistolas y explosivos, más una imprenta clandestina para la falsificación de documentos y varios archivos del GIA.

Los jefes de la red del Grupo Islámico Armado en París eran dos hermanos de nacionalidad francesa y origen argelino, Mohamed y Brahim Chalabi, con antecedentes policiales por robo y tráfico de heroína.

La tapadera era un centro cultural llamado Asociación Educativa de los Musulmanes en Francia, instalado en 1993 en Orly y trasladado hace unos meses a Choisy-le-Roi. Según un portavoz policial, la de ayer fue "la operación antiterrorista más amplia desarrollada nunca en Francia" y participaron en ella más de 300 agentes de élite.

Pasqua supervisa

La redada se preparaba desde mayo pasado y fue supervisada personalmente por el ministro del Interior, Charles Pasqua. Una investigación en torno a la Asociación Educativa de los Musulmanes permitió descubrir las idas y venidas de numerosos miembros argelinos del GIA, a los que la red de los hermanos Chalabi proporcionaba alojamiento, asistencia médica, documentación falsa y armamento.

El pasado 14 de octubre, el juez antiterrorista Jean-Louis Bruguière *recibió la documentación aportada por la policía y abrió un sumario sobre "asociación de malhechores en relación con propósitos de terrorismo", como paso previo al lanzamiento de 14 espectacular redada masiva.

Ayer, poco antes de las seis de la mañana, la policía irrumpió en los locales de la supuesta asociación cultural, donde encontró armas y explosivos, archivos y manuales en árabe para el montaje de bombas. A la misma hora fue asaltado un pequeño apartamento en un edificio ruinoso del distrito décimo de París, ocupado por un argelino conocido por el pseudónimo de Mourad.

En el apartamento se halló una imprenta clandestina, preparada para falsificar pasaportes y otros documentos, y un pequeño centro de alojamiento de miembros del Grupo Islámico Armado.

A partir de esas dos operaciones se desarrollaron, en las horas siguientes, otras 40 intervenciones policiales, en las que fueron detenidas 95 personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de noviembre de 1994