El alcalde incluye el 0,7% en el presupuesto menos inversor del mandato

El regidor de Madrid, José María Alvarez del Manzano, sorprendió ayer a la oposición (IU y PSOE) al anunciar que su gobierno reservará el 0,7% del presupuesto de 1995 para ayudar al Tercer Mundo. La decisión tenía un precedente: el pleno del pasado septiembre aprobó por unanimidad una propuesta similar del PSOE. El PP pasa por la izquierda así al Gobierno regional de Joaquín, Leguina, que aprobó también el 0,7%, pero no sobre el total del presupuesto, sino de las inversiones (la ayuda a los países pobres se situó en 650 millones).En los que serán los últimos presupuestos de su mandato, el alcalde ha reservado 1.625 millones de pesetas, el 0,1% del dinero disponible en el Ayuntamiento para 1995 -descontados organismos autónomos y empresa públicas para "proyectos específicos relativos al Tercer Mundo sin excluir programas nacionales por motivos de eniergencia".

El grupo socialista agradece el gesto del PP, pero desconfía: "Con el nombre que han elegido para definir esta partida ['programas nacionales e internacionales de ayuda humanitaria'] cabe cualquier cosa. Desde ayuda a pobres madrileños hasta programas para Ruanda", explicó ayer el edil socialista Alfredo Tejero. "Lo que todo el mundo entiende por 0,7% es cooperación con los países en vías de desarrollo. Y nada más", recalcó. José Luis Pestaña (]U) tampoco se lo cree: "Haremos un seguimiento riguroso de ese programa para garantiza su cumplimiento. No nos fiamos del PP ni de su concejal de Hacienda".

El alcalde resumió ayer el proyecto de presupuesto: "No hemos cedido a la tentación de hacer unos presupuestos electoralistas. Hemos preferido conservar nuestra línea de actuación: austeridad y contención del gasto público". La capital, por tanto, seguirá con el cinturón apretado. El gobierno del PP ha decidido gastar el próximo ejercicio 318.539 millones, un, 0,99% menos (3.192 millones) que en 1994. Por tercer año consecutivo, las arcas locales perderán dinero.

Sólo los funcionarios, cuyos salarios subirán un 3,5%, no sufrirán en 1995 las consecuenciás de la austeridad impuesta por el PP. Los bancos también ingresaran más dinero del Ayuntamiento: 5.139 millones más que este año en concepto de intereses y amortización de capital de los préstamos concedidos al Ayuntamiento.

El municipio gastará un 51,29% de sus presupuestos entre el reintegro de nóminas (118.171 millones) y el pago de las letras (le los préstamos solicitados (47.243 millones), Un 28% se lo llevan los gastos corrientes (luz, teléfono, agua, asistencias técnicas...) y un 15,8% las inversiones, el porcentaje más bajo de todo el mandato de José María Álvarez del Manzano (1991-1995). El regidor lo explicó así: "Esta corporación ha disminuido estas inversiones con el planteamiento de que una nueva corporación se hará cargo del Ayuntamiento en la mitad del año [por la celebración de elecciones].No obstante, hay para invertir 50.000 millones".

El PP convierte en inmobiliaria a la Empresa Municipal de la Vivienda para aumentar ingresos. Los ingresos patrimoniales engordarán un 42% en 1995 (de 42.662 millones a 60.949 millones). ¿Motivo? La Empresa Municipal de la Vivienda venderá pisos por más de 16.000 millones de pesetas. "Somos la primera inmobiliaria de la ciudad", resalta López Amor. Al edil socialista, José María de la Riva, no le apasiona: "Venden casas previstas para otros fines, como realojo de personas necesitadas, a ciudadanos que ingresan más de 500.000 pesetas mensuales" .

Este incremento de ingresos contrasta con las grandes rebajas en inversiones. La cantidad que el PP ha destinado a nuevas obras o equipamientos para la ciudad es la más baja de los últimos siete años. José Luis Pestaña, edil de IU, evaluó ayer este hecho: "Me suena a broma que digan en conferencia de prensa que han logrado aumentar la inversión cuando, según sus propios datos, es la menor desde l988".

Alfredo Tejero (PSOE) recordó que las inversiones bajarán un 35% respecto a 1994 y serán inferiores a las que aprobó el PSOE en 1988 y 1989.

El ciclo de la inversión titular de Hacienda, Fernando López Amor, justificó el descenso en la irrupción de una nueva época: 'Tos ciclos de la versión no son los mismos. a ciudad estaba parada cuando gobernaba Barranco, nosotros la pusimos al día y ahora que las instalaciones están he has no podemos seguir invirtiendo en progresión geométrica cuando la población decrece. Ya somos menos de tres mi llones de habitantes", aclaró.

Pero los socialistas tienen otras quejas: "Pagarán a los bancos un 62% más de intereses que cuando gobernábamos nosotros. Y todo por el despilfarro que perpetraron en 1991 y 1992 cuando gobernaron con el CDS", afirma. Durante esos, dos ejercicios, según los datos del Ayuntamiento, se duplicó la inversión, que pasó de 54.885 millones en 1989, a 105.832 millones en 1991. Tejero concluye: "Reducen el gasto porque los préstamos que pidieron hace tres años devoran el presupuesto".

La deuda del Ayuntamiento de Madrid, incluidos los 39.062 millones que solicitarán a los bancos en 1995, alcanzará a finales del próximo año el techo histórico de 220.000 millones.

Álvarez del Manzano, durante su estancia en la oposi ción local -hasta 1989- criticó, la pésima gestión, del PSOE por el alto endeudamiento que aprobaba, todos los ejercicios: "Cada año los madrileños se le vantan con una deuda per capíta de su municipio de casi 25.OÓO pesetas", denunció el 13 de junio de 1985. Nueve años después, la deuda per capita de Madrid casi se ha triplicado 73.300 pesetas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción