Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protesta por la deuda de la Comunidad a una guardería de Parla

La concentración de 50 madres de alumnos de la escuela infantil Momo, frente al Ayuntamiento de Parla (72.000 habitantes), obligó ayer al alcalde, el socialista José Manuel Ibáñez, a desplazarse a la capital para intentar que el Gobierno regional solvente la deuda que tiene con la guardería.La escuela infantil Momo cuenta con 116 alumnos de cero a cuatro años y abrió sus puertas el pasado curso. Momo se financia gracias a las aportaciones del Ayuntamiento, la Comunidad y los padres. Mientras que el consistorio y los progenitores ya han abonado su parte, la Comunidad aún adeuda 20 millones de pesetas. La falta de liquidez ha ocasionado problemas de mantenimiento, ya que el centro no dispone, de productos de limpieza, peligra el servicio de comedor e incluso los educadores de la cooperativa que gestiona la escuela llevan siete meses sin cobrar.

El alcalde ha garantizado que tras sus gestiones con el Gobierno regional la cantidad será aportada en breve.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de noviembre de 1994