Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENERGÍA

Sólo dos transformaciones a fondo

El objetivo inicial del PEN era construir nuevas centrales de ciclo combinado, pero la caída de la demanda impuesta por la recesión económica y el menor ritmo de crecimiento industrial previsto para los próximos años ha aconsejado a las autoridades una opción más económica, la de gasificar instalaciones ya existentes, tales como las centrales térmicas de fuel, que cuentan con una capacidad de generación eléctrica de 8.000 megavatios, de los que 5.000 se encuentran en perfecto estado.En cuanto a la repotenciación, en cualquiera de sus tres formas -topping, boosting o ciclo combinado puro-, sólo se está considerando para dos centrales inactivas desde hace cinco años, Cristóbal Colón (Huelva) y Escombreras 3 (Cartagena). Ambas poseen un emplazamiento estratégico desde el punto de vista de su abastecimiento, pues cerca de la primera pasará el futuro gasoducto que traerá el gas de Argelia, mientras que la segunda está cerca de la planta de regasificación de Cartagena, que recibe el gas licuado por barco.

Dichas modificaciones se hallan en fase de estudio, en la cual los técnicos de Empresarios Agrupados trabajan con modelos por ordenador para simular el cielo térmico en cada central y buscar la manera de optimizarlos termodinámicamente.

Para el resto de las centrales de fuel se contempla en una primera fase una alternativa más sencilla: la gasificación, que se reduce a la sustitución de los quemadores de fuel por otros adecuados para gas, con una modificación tecnológica mínima, pues, exceptuando el cambio de combustible, el proceso de generación eléctrica será el mismo. "De aquí al año 2000 se quemará gas en 20 centrales", dicen fuentes de UNESA, entidad de las empresas eléctricas; "después se construirán directamente centrales nuevas de ciclo combinado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de octubre de 1994