Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES VASCAS

'Peeles' por decreto

Los peeles surgen en la conversación de los funcionarios vascos que no hablan euskera como una maldición que les persigue desde hace cinco años. Se refieren a los perfiles lingüísticos, el nivel de conocimientos de la lengua vasca que deben acreditar antes de finales de junio de 1995 si quieren conservar sus puestos en la Administración."Para muchos de nosotros es una pesadilla", dice José Manuel, un técnico de grado medio del Gobierno vasco. "No me siento capaz de alcanzar el nivel que me exige el plan de euskaldunización. Merece la pena esforzarse en conseguir una Administración bilingüe, pero no a golpe de decreto".

José Manuel, de 48 años, habla inglés y francés, y desarrolla su carrera profesional en la Administración desde 1981. No se libró de aprender euskera por los pelos. "Hubiera quedado exento si llego a cumplir 45 años unos meses antes", se lamenta. Pese a que suspendió el examen, rechaza la concesión de una amnistía que libere a los funcionarios de cumplir el plan y defiende la aprobación de un reglamento que solucione cada caso y permita aprender el idioma en plazos más largos.

"Estamos desesperados. Nos sentimos muy presionados, con muchos nervios; sentimos que estamos perdiendo el tiempo intentatido aprender euskera en lugar de reciclarnos para no dejar de lado otras oportunidades profesionales", explica. "El plan de euskaldunización de funcionarios se hizo con criterios simplistas y requiere una mayor adecuación".

En esta situación, la transmisión lingüística cambia de dirección: José Manuel confía en que sean sus hijas quienes al final le ayuden a aprender euskera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de octubre de 1994