Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Buero Vallejo recibe un homenaje en el estreno de su última obra

"Todavía podemos pensar en la continuidad del teatro", dice

Antonio Buero Vallejo, uno de los autores más representativos del teatro español de la segunda mitad del siglo XX -con obras como En la ardiente oscuridad, El sueño de la razón, Tragaluz, Historia de una escalera y Hoy es fiesta-, recibió un homenaje de instituciones y compañeros de la escena durante el estreno de su última obra, Las trampas del azar, que transcurrió el sábado en el teatro Juan Bravo, de Segovia.

A sus 78 años, Buero Vallejo señalaba antes del estreno que "a veces me digo a mí mismo si ésta es mi nueva y última obra, pues no puedo evitar pensar que pueda ser la última, quién sabe, a lo mejor no me da tiempo... Lo único que estoy haciendo con esta obra, por ser la última, es suplicaros que os guste".Después de la representación, tras largas ovaciones, se dirigió al público para señalar que se trataba de una noche inolvidable para él "que me permite mantener la esperanza de que se acepte que soy un autor que aún puede ser considerado como de actualidad".

En Las trampas del azar (dos tiempos de una crónica), el autor reflexiona sobre el destino del ser humano a través de un conflicto generacional y el carácter egoísta de la naturaleza humana, además de abordar el devenir político español de los últimos años y los negativos efectos psicológicos producidos en el protagonista por la conciencia de la culpa.

Encarna Paso, Carlos Ballesteros, Teófilo Calle, José Caride, Silvia Espigardo y Juan Carlos Rubio son los encargados de llevar a la escena esta obra de Buero Vallejo que, a partir de la semana que viene, se montará en el teatro María Guerrero, de Madrid.

Al homenaje, organizado por la Diputación Provincial de Segovia, propietaria del teatro, se sumaron numerosos representantes de la Sociedad General de Autores, la Red Nacional de Teatros y Auditorios de España y la Red de Teatros de Castilla y León. Asimismo, acudieron actores como José Luis López Vázquez; Ana Diosdado; Carlos Larrañaga; Luis Sánchez Polack, Tip; el presidente de la Asociación de Escritores, Andrés Sorel, y el de la de directores de escena, Fermín Cabal.

Tras finalizar la actuación, Buero Vallejo salió a saludar con los actores y recibió durante varios minutos los aplausos del público puesto en pie. Emocionado, se dirigió a los espectadores para indicarles que con su reacción cálida y generosa "nos han demostrado que todavía podemos pensar en la continuidad del teatro". Para Buero Vallejo, en la medida en que el público siga mostrando su acogida, "permitirá que el teatro continúe y reviva, porque es necesario para el desarrollo de España".

La representación comenzó con un retraso de media hora, debido a una indisposición del actor Teófilo Calle, que sufrió una repentina subida de tensión arterial, debido a los exhaustivos ensayos de los últimos días, según el productor Enrique Cornejo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de septiembre de 1994